fbpx

El mercado bursátil mexicano no ha logrado salir de la sequía de nuevas emisiones de capital y las condiciones se han complicado tras la pandemia.

En noviembre de 2017, tras la Oferta Pública Inicial (OPI) de Grupo México Transportes, el mercado bursátil dejó de ver nuevas emisoras por 31 meses.

Fue en 2020 cuando la española Cox Energy rompió 31 meses de sequía bursátil en el País, a través de una colocación en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

No obstante, el paso de emisiones de este tipo no se ha recuperado, pues desde entonces sólo se ha dado una nueva emisión, en febrero de 2021, cuando Grupo Sordo Madaleno colocó Fibra Soma en BIVA.

La falta de certidumbre por decisiones políticas recientes, la crisis derivada por la pandemia y las elecciones de junio son elementos que inhiben nuevas OPIs, detalló Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital.

De acuerdo con el especialista, la incertidumbre alimentada por decisiones del actual Gobierno contribuyó a mantener este mercado sin nuevos jugadores durante meses.

“Empezamos a ver un mercado en desaceleración desde finales de 2018, cuando se anunció la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y continuó así, bajo, hasta que llegó la pandemia.

“Es decir, el mercado bursátil no se cayó con la pandemia, ya venía mal y la pandemia sólo lo deprimió más”, dijo.

Explicó que estas operaciones son un fiel reflejo de cómo se ve a la economía mexicana.

“Las OPIs son fuentes de financiamiento. Mientras no haya certidumbre las empresas no buscarán financiarse para desarrollar nuevos proyectos. Es el factor local el que más está deteniendo este proceso.

“El mercado bursátil es un reflejo de la economía. Ahora vemos el panorama de la actividad económica con un repunte pero siguen los factores de incertidumbre. Estamos a semanas de las elecciones (…) muchas empresas están esperando a ver cómo se dan estos resultados”, dijo.

Carlos González Tabares, director de Análisis y Estrategia Bursátil en Casa de Bolsa Monex, coincidió en que la falta de condiciones de certidumbre en lo económico y lo político limitan que se dé un circulo virtuoso en el mercado de capitales mexicano.

En total, durante los primeros cuatro meses del año, junto a otro tipo de colocaciones de capital, tanto en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) como en BIVA suman 15 emisiones por un total de 13 mil 880 millones de pesos.

En igual periodo, pero de 2020, se registraron 9 emisiones de instrumentos de capital, pero por un monto muy superior, de 35 mil 196 millones de pesos.

FUENTE: REFORMA.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.