fbpx

La violencia en Celaya, Guanajuato que se registró el fin de semana son un atentado contra la protección civil, enfatizó Martín Lara Becerril, vicario general de la Diócesis de Querétaro, quien lamentó los hechos registrados, al igual que el derribo de la estatua de Fray Junípero Serra en California, en medio de las protestas contra el racismo en Estados Unidos.

De acuerdo con Lara Becerrill, la violencia en el Bajío, en particular en municipios como Celaya, Salamanca e Irapuato no ha cesado durante la contigencia sanitaria; en este sentido, indicó que las autoridades de Querétaro han puesto una “cortina” ante la delincuencia, ya que realizan retenes constantes.

“Es algo muy lamentable, es una deuda social que hay que ir, poco a poco saldando(…) son acciones muy violentas que, lamentablemente, no solo son contra los grupos criminales, más bien, ya son atentados contra la población civil y esto es muy delicado”, externó.

FUENTE: DIARIODEQUERÉTARO.COM.MX

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.