fbpx

Especialistas advierten que ante la crisis económica derivada del COVID-19, la política social de presidente enfrentará falta de recursos, por lo que el mandatario federal buscará de dónde obtenerlos.

El anuncio de nuevas medidas de austeridad que lanzó el presidente Andrés Manuel López Obrador y que se implementarán después de las elecciones del 6 de junio ya tienen destinatario: los órganos autónomos.

Rumbo al cierre de su tercer año de gobierno, se prevé un fuerte recorte de recursos públicos a entes que el presidente ha calificado como onerosos entre ellos el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional Transparencia y Acceso a la Información (INAI) y a órganos reguladores como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Federal de Energía (Cofece), y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Especialistas consultados , advierten que ante la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19, la política social de presidente enfrentará falta de recursos, por lo que el mandatario federal buscará de dónde obtenerlos.

“El gran reto que enfrenta este gobierno es que los ingresos han disminuido… Se están quedando sin dinero, entonces por ahí va la idea de austeridad”, afirma Fernando Nieto, especialista en administración pública e investigador de El Colegio de México.

Además de bajar recursos a los órganos autónomos en el presupuesto para 2022, se prevé que el presidente envíe nuevamente una iniciativa de ley para que ningún servidor de la administración pública gane más que el presidente de la República porque actualmente hay decenas de funcionarios que ganan más de los 112,122 pesos que gana el presidente gracias a que están amparados.

“Sus medidas podrían ir contra quienes no acataron las medidas de austeridad republicana en cuanto a sus ingresos, tendrán que atenerse a las reformas que irán al Congreso, pero los recursos que puede recuperar no son tantos”, Vicente Sánchez, profesor adscrito al departamento de Estudios de Administración Publica de El Colegio de la Frontera Norte.

“Nada más que pase el proceso electoral, vamos a enviar iniciativas para seguir ahorrando y terminando con lujos y gastos excesivos, extravagantes, onerosos, porque todo eso es lo que nos permite que haya presupuesto para el pueblo, para la gente. Y tiene que ver con el Legislativo y tiene que ver con el Poder Judicial”, advirtió el presidente su conferencia matutina de 13 de abril.

Ricardo Corral Luna, director del Instituto Nacional de Administración Pública, advierte que la austeridad es utilizada en muchas ocasiones como bandera para generar ahorros, pero en realidad puede esconder otros propósitos.

“Atentar contra la economía de los órganos autónomos puede significar un gran retroceso y además no tiene que ver nada con la austeridad, tiene que ver con la intención de un mayor control o con eliminar ciertos contrapesos o devolver el control al Ejecutivo de agendas que hoy tienen los órganos autónomos”, sostiene.

A inicios de este 2021, el presidente de la República informó que solicitaría a su gabinete que realizaran un plan para que algunas secretarías de Estado  pudieran asumir las funciones de órganos autónomos.

López Obrador aseguró que si las Secretarías de Estado asumen las funciones de órganos autónomos, se lograrán ahorros que irán a programas sociales e incluso para la vacuna contra el COVID-19.

Fernando Nieto recalca que en ocasiones la austeridad es utilizada como una amenaza del presidente a otros poderes u autónomos.

“No es casual que en estos momentos salga a hablar de recortes y poner en línea a los órganos constitucionalmente autónomos, también está ese uso político de la austeridad”, enfatiza.

Recientemente, el presidente nuevamente arremetió contra el órgano electoral porque dijo que es uno de los más caros del mundo y que no garantiza que haya democracia, por lo que él particularmente no confía en él.

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.