fbpx

En el primer trimestre del año, los ingresos públicos superaron las metas y el Gobierno optó por acelerar el gasto en sus programas prioritarios.

Pemex, Tren Maya, Jóvenes Construyendo el Futuro y la expansión del Banco de Bienestar fueron los beneficiados con más recursos públicos en los primeros tres meses del año.

En este lapso, los ingresos públicos superaron en 82 mil 841 millones de pesos lo previsto, sobre todo por una mayor recaudación y el cobro de aprovechamientos y derechos de Gobierno.

Los ingresos totales sumaron un billón 564 mil 70 millones de pesos, frente a una meta de un billón 481 mil 229 millones, según reportó Hacienda en su informe de finanzas públicas.

Empresas y ciudadanos pagaron un billón 24 mil millones de pesos de impuestos, 28 mil 162 millones más del programa.

Rebasaron la meta el pago de ISR, IVA, Impuesto a la importación y el IEPS a tabaco, cerveza y bebidas alcohólicas.

Sólo ISR e IVA representaron 56 por ciento de los ingresos totales, y este último es un indicador del dinamismo de la economía.

Recalcó también que el cobro de aprovechamientos rebasó en 70 mil 960 millones la meta trimestral. El mejor resultado frente a lo esperado se dio pese a que los ingresos petroleros se quedaron cortos en 29 mil 509 millones de pesos respecto a los 234 mil 59 millones que se preveían.

Respecto al primer trimestre de 2020, previo a la pandemia, los ingresos públicos totales subieron 2.8 por ciento, la recaudación bajó 2 por ciento y la petrolera avanzó 45.6 por ciento.

Va todo a programas

Mientras tanto, en el mismo periodo el gasto público total aumentó 7.9 por ciento anual.

Las secretaría y dependencias del Gobierno federal gastaron 48 mil millones de pesos más de lo previsto, explicó en conferencia la subsecretaria de egresos Victoria Rodríguez.

Este sobreejercicio se registró a un mayor gasto de siete secretarías que apoyan programas y metas prioritarias para la actual Administración federal.

Por ejemplo, la Secretaría de Energía transfirió más recursos para mejorar la situación financiera de Pemex.

Al proyecto Tren Maya, confirmo la funcionaria, se aceleró el gasto a través de la Secretaría de Turismo, la cual erogó 7 mil 887 millones extra respecto de los 2 mil 901 millones aprobados.

La Secretaría de Hacienda también superó su gasto en 4 mil 443 millones de pesos en relación con los 5 mil 109 millones que tenía aprobado a esa fecha, debido a que destinó recursos para la construcción de las sucursales del Banco del Bienestar.

Entre otras variaciones del gasto destacan 4 mil 443 millones de pesos que la Secretaría de Educación Pública gastó adicionalmente a lo planeado para el programa La Escuela es Nuestra, así como para materiales educativos.

Además, por adelantos al programa Producción para el Bienestar, a cargo de la Secretaría de Agricultura, se gastaron 3 mil 580 millones de peso extra.

Finalmente, entre los avances del gasto destacados está el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, para el cual se adelantaron 2 mil 408 millones de pesos.

Entre los esfuerzos recaudatorios y el menor gasto frente a lo programado, el déficit total de las finanzas públicas ascendió a 83 mil 36 millones de pesos, por debajo de los 186 mil millones de pesos que se tenían previstos.

FUENTE: REFORMA.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.