fbpx

A partir de 2018, el número de becas otorgadas por el Conacyt para realizar estudios de maestría y posgrado ha disminuido 17% al compararlo con 2019 y 2020, de acuerdo con los anexos estadísticos del segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mientras en 2018 hubo 3 mil 313 becarios de maestría y doctorado en instituciones de otros países, para 2019 sumaron 2 mil 722 y en 2020 hubo 2 mil 724, según la estadística sobre “actividades de fomento científico y desarrollo tecnológico” del Conacyt, encabezado por Elena Álvarez Buylla.

Aunque el presupuesto del programa presupuestario de Becas de Posgrado, donde se ubican estas becas, se ha incrementado al pasar de 9 mil 634 millones de pesos en 2018 a 9 mil 958 millones de pesos en 2020, se han eliminado convocatorias para estudiar en el extranjero en los últimos dos años.

En 2018, por ejemplo, existían 14 opciones de acceso a beca, pero para el año siguiente las redujo a 10, aunque creó otra modalidad, con convocatorias divididas por regiones del país. Es decir, dirigida exclusivamente a estudiantes que radicaran en alguno de los estados de dichas regiones. Mientras que en 2020, el Conacyt solo abrió seis tipos de becas, y el mismo número para 2021.

En las convocatorias de 2021, por ejemplo, el Conacyt agregó la beca para especialidades médicas en el extranjero, pero está limitadas a realizarse solo en Cuba y “dentro de las áreas prioritarias y estratégicas en beneficio de la salud y el bienestar común en México”, que incluyen Anatomía patológica, Geriatría, Medicina de rehabilitación, Psiquiatría, Epidemiología y Medicina de Urgencias.

Mientras que entre las becas desaparecidas en 2020 y 2021 están las Conacyt-Secretaría de Energía, financiadas con el fideicomiso del mismo nombre y que desapareció, a raíz del decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador para extinguir los fideicomisos públicos.

Aunque en el discurso, tanto el presidente, como la titular del Conacyt y de Hacienda, Arturo Herrera, aseguraron que la desaparición de fideicomisos solo significaría disposición del dinero público y un orden en las finanzas sin desaparecer apoyos, la realidad es que en los últimos dos años los estudiantes ya no tuvieron oportunidad de ser beneficiarios con esta beca.

Las becas Conacyt-Sener estaban enfocadas en promover acciones para la transición energética, incluyendo la formación de capital humano, como es el caso de los estudiantes de maestría y doctorado, y cuyo fideicomiso tenía una bolsa de 13 mil 189 millones de pesos, de acuerdo con los informes de la Secretaría de Hacienda.

Sin embargo, aunque existían recursos disponibles, los estudiantes que consiguieron la beca en años previos y aún no concluyen sus estudios, están en vilo, pues debido a la pandemia, sus proyectos de investigación están retrasados y requieren un año más de estancia, pero el Conacyt aseguró que la extensión de su periodo significan “pagos adicionales” a los gastos que ya estaban contemplados.

En tanto, las becas para instituciones nacionales tuvo poca variación, pues en 2018 hubo 52 mil 649 becarios, en 2019, 52 mil 511 y en 2020, 52 mil 393, lo que representa una disminución de 0.48%, de acuerdo al Segundo Informe de Gobierno.

En esa misma estadística se observa que el total de Becas de Posgrado Conacyt, incluyendo nacionales, extranjeras y apoyos a la investigación, ha disminuido y el número se compara con las becas entregadas en 2014. Mientras en 2018 hubo 78, mil 817 becas en total, para 2019 bajó a 78 mil 140 y en 2020 hubo 73 mil 382. El número más alto de becas entregadas ocurrió en 2016, con 80 mil 973.

Otro dato relevante es que el presupuesto para el programa de Becas de Posgrado se ha incrementado en este sexenio. Mientras en 2017 el presupuesto modificado fue de 8 mil 146 millones de pesos, para 2018 pasó a 9 mil 634 millones de pesos; en 2019 pasó a 9 mil 958 millones de pesos y en 2020 10 mil 97 millones de pesos.

 

Fuente: Animal Político

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.