fbpx

La Secretaría de la Defensa Nacional ejerció 31.9% más de lo que se le aprobó, de acuerdo con la Cuenta Pública 2020.

Durante el periodo más severo de la pandemia de COVID-19, en 2020, no solo se incrementó el gasto de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la construcción de las obras emblemáticas del gobierno, sino también para comprar equipo militar, vehículos y aeronaves.

El año pasado la Sedena ejerció 124,051 millones de pesos, monto que supera en 31.9% al presupuesto aprobado por los diputados, que fue de 94,028 mdp.

De acuerdo con la Cuenta Pública 2020, entregada a la Cámara de Diputados, la dependencia recibió recursos por 30,000 millones de pesos, adicionales a lo presupuestado, para realizar las obras de infraestructura que tiene asignadas.

Del mismo modo, el incremento en los recursos ejercidos fue por más erogaciones en gasto corriente (65.0%) y en gasto de inversión (35.0%), según se observa en el apartado de clasificación económica y objeto de gasto.

No obstante, aunque se explica que se redujeron los gastos de operación, en servicios personales y en materiales y suministros, se asienta que “el presupuesto ejercido en Otros de Corriente fue superior en 195.8% respecto al presupuesto aprobado”.

Eso se utilizó para incrementar el patrimonio del “Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar” y la adquisición de equipo militar, así como para el “Fideicomiso de Apoyo a Deudos de Militares Fallecidos en Actos del Servicio de Alto Riesgo”. También se asignaron recursos para el programa de becas para los hijos del personal de las Fuerzas Armadas en activo.

¿En qué gastó la Sedena?

 

El gasto de inversión, que “fue mayor en 382.9% respecto al presupuesto aprobado”, creció –entre otros factores– porque en el concepto de “bienes muebles, inmuebles e intangibles” se presentó un incremento de 25.8% respecto al presupuesto aprobado.

Con esto se asignaron recursos a:

  • Programas de inversión
  • Adquisición de vehículos y aeronaves
  • Para renovar parcialmente el parque vehícular que ha cumplido su vida útil
  • Equipos y aparatos de comunicaciones y telecomunicaciones, aparatos de laboratorio y otros

En inversión pública, el presupuesto ejercido “fue superior en 108.9%” a lo aprobado, ya que se realizaron 36 obras para tareas operativas, logísticas y de adiestramiento.

El pasado jueves 6 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que asumiera el control de las aduanas del norte del país y a la Secretaría de Marina el de aquellas que se localizan en los puertos.

“Ayer tuvimos una reunión y di la instrucción de que todas las aduanas de la frontera van a estar a cargo de la Secretaría de la Defensa y todas las aduanas de los puertos van a estar a cargo de la Secretaría de Marina”, informó este jueves en su conferencia de prensa.

Con esta nueva responsabilidad, ya son más de 20 las tareas que las Fuerzas Armadas han asumido en esta administración, entre las que destacan el combate al huachicol, el control al flujo migratorio, el apoyo en la pandemia de coronavirus, en la construcción de obras como el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucia y las sucursales del Banco de Bienestar, y el combate a la inseguridad en el país.

FUENTE: EXPANSIÓN.POLÍTICA.MX

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.