fbpx

Mexicanos que huyeron de Ucrania tras la ofensiva militar rusa, autodenominados “Mexicanos Desplazados”, firmaron una carta dirigida al gobierno de México, a la opinión pública y a los medios de comunicación para exigir que se frene “el discurso propagandístico de desinformación y mentiras de la Embajada de Rusia” en nuestro país.

En una carta de cinco párrafos, el grupo de 53 mexicanos solicitó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador “que intervenga para frenar el discurso propagandístico de desinformación y mentiras de la Embajada de Rusia en México, y que defina acciones contundentes que se sumen a los esfuerzos para finalizar la guerra”.

Conminaron al gobierno mexicano a “evitar la muerte de más inocentes y poder volver a casa. Estamos convencidos que la verdad saldrá a la luz, pero mientras tanto tenemos el deber moral de apoyar a las víctimas reales de esta guerra: la ciudadanía ucraniana”, indicaron.

Así mismo, indicaron que, por los bombardeos y el asalto armado de Rusia contra Ucrania, muchas familias mexicanas tuvieron que salir abruptamente del país, dejando atrás su hogar, trabajo, amistades y familiares ucranianos que continúan bajo la amenaza y ataques del presidente Vladimir Putin.

“Han sido más de dos semanas de vivir en carne propia lo que significa una invasión, desde entonces hemos visto no solo las fuerzas armadas rusas invadiendo un país, sino estamos constatando todos los días cómo su maquinaria propagandística está intentando, a través de los medios de comunicación y las redes sociales, inventar un discurso alejado de la realidad”, señalaron.

Aseguraron que en Rusia, los medios de comunicación están controlados y sus habitantes “aislados del mundo”, solo pueden tener la versión del gobierno, “pero dicha versión está manipulada y utiliza información falsa para justificar la invasión y los crímenes de guerra que están cometiendo contra la población ucraniana”.

Destacaron que las redes sociales de las embajadas rusas, en distintos países, distribuyen ese discurso propagandístico de mentiras y, aunque valoran la libertad de expresión, “cuando las mentiras se traducen en pérdidas humanas debemos detenerlas para buscar la paz”.

Terminaron su carta: “La comunidad mexicana desplazada, nuestras familias ucranianas y todo México, no debemos quedarnos inertes ante este genocidio”.

 

 

 

Fuente: PROCESO

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.