fbpx

Tras la invitación para que gobernadores salientes de PRI y PAN trabajen en su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que busque desarticular la oposición.

Criticó que luego que anunció que propondrá al mandatario saliente de Sinaloa, Quirino Ordaz, sea el próximo embajador de México en España, el PRI amenazó con expulsarlo del partido.

Afirmó que las invitaciones no tienen un sesgo partidista ya que se trata de la representación de México en el extranjero.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, AMLO aseveró que está sumando a su gobierno a gente que esté bien valorada después de que termine su gobierno.

“Se enojaron mucho (en el PRI) no sé por qué, porque no va representar a un partido, no va renunciar a su militancia, no le estamos pidiendo como condición el que renuncie a sus libertades, eso es inmoral, es indigno, cada quien puede tener su manera de pensar, su militancia, sus creencias, y la representación de México en el extranjero no tienen que ver con partidos”, señaló López Obrador.

El primer mandatario rechazó que sus invitaciones tengan el propósito de desarticular a la oposición, “yo no ando pensando en eso, a mí hasta me parece conveniente por el bien del país que haya una oposición fuerte, articulada, inteligente, nos hace falta porque eso es la democracia”.

Recordó que también invitó a su gobierno al panista Antonio Echevarría García, mandatario de Nayarit.

 

Fuente: Reporte Índigo

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.