fbpx

Para cortar la transmisión de Covid-19, se requiere que el 70 por ciento de la población tenga inmunidad, ya sea por vacunación o tras haber padecido la enfermedad, sin embargo, apenas se han vacunado menos de 90 mil personas, así lo aseguró Rosa María Wong, jefa de la subdivisión de Investigación Clínica de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Además, de acuerdo con la Secretaría de Salud, un millón 168 mil 354 personas se han recuperado.

“Si hablamos de 70 por ciento de 121 millones en el País, necesitamos 80 millones de personas vacunadas o que hayan sufrido la enfermedad para parar la transmisión”, explicó.

Es un gran reto vacunar a tanta gente de la población, advirtió.

El problema es que actualmente no hay vacunas para toda la población y esto tiene que ver con que las farmacéuticas tengan la capacidad para suministrar la vacuna.

Pfizer, por ejemplo, prometió 100 millones a Inglaterra y al final enviará la mitad, detalló.

Pero incluso, el contar con vacunas no significa que la pandemia va a terminar.

“Por lo menos vamos a estar vacunando todo este año y parte del año que viene y es importante que la gente siga manteniendo la distancia, que no vaya a reuniones familiares, de vacaciones; que es donde la mayoría se está contagiando”.

Recordó que la aplicación de la vacuna de Pfizer, además implica un gran reto porque requiere ultracongeladores de menos de 70 grados y sólo hay 16, una infraestructura escasa porque son millones de vacunas.

Además, aunque en teoría todas las vacunas contra Covid-19 son seguras y efectivas, a la fecha no sabemos cuánto tiempo lo serán, pues aún no se sabe cuánto dura la inmunidad.

Por su parte, Octavio Gómez-Dantés, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, consideró que el Gobierno no sólo debería fijarse el objetivo de apostar a la vacuna, sino que debería conseguir el control de la transmisión.

“Es fundamental no reducir los objetivos a una sola tarea; en materia de control de la epidemia se fijó erróneamente como único objetivo evitar la saturación de los hospitales cuando en otros países el objetivo fue controlar la transmisión de la infección y se identificaron después de este objetivo central otros objetivos secundarios”.

Reprochó que asegurar que con el 20 por ciento de población vacunada se logrará reducir en 80 por ciento las muertes por Covid-19 es una afirmación arriesgada.

“Para ello se requiere un ejercicio de identificación de poblaciones vulnerables muy complejo”.

Reflexionó que en el plan de vacunación, las autoridades sanitarias no presentaron los objetivos puntuales que se persiguen, ni los acompañaron de un cronograma que incluya seguimiento a la aplicación.

Lamentó, además, que no se ha definido el papel que debe ser complementario pero muy importante de las instituciones académicas y el sector privado, que por ejemplo han ofrecido recientemente apoyar para el almacenamiento de las vacunas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, la población a vacunar es:

1.4 millones de trabajadores de la salud 15.2 millones de adultos mayores 13 millones de adultos de 50 a 59 años 16.3 millones de adultos de 40 a 49 años 58.4 millones, resto de la población 104.2 Estimado total

FUENTE: MURAL.COM.MX

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.