fbpx

Los apoyos e incentivos fiscales otorgados en Estados Unidos para enfrentar la pandemia hicieron eco en México y evitaron un mayor descalabro en 2020, además de mejorar las perspectivas para 2021.

Desde que inició la pandemia, el Gobierno estadounidense ha destinado poco más de 5 billones de dólares para apoyar la reactivación de su economía.

Sin los estímulos de Estados Unidos, la contracción de la economía mexicana hubiera sido del 12 por ciento y no del 8.5 por ciento en 2020, calcula Adrián de la Garza, director de Estudios Económicos de Citibanamex.

“Si tuviéramos una recuperación de las exportaciones más afín de lo que tuvieron las economías latinoamericanas o las economías emergentes, la contracción de la economía mexicana hubiera sido del 11 o 12 por ciento en lugar del 8.5 por ciento que vimos”, mencionó.

Desde marzo de 2020, el Gobierno estadounidense aplicó un programa de 2 billones de dólares para apoyar a pequeños negocios, aumentar el gasto en salud o dar transferencias directas a sus ciudadanos por mil 200 dólares por familia.

Estos apoyos permitieron que desde junio cuando se reabrió la frontera con México, se reactivaran las exportaciones y las remesas no sólo cayeran, sino que crecieran, dijo de la Garza.

Para finales de 2020, con Joe Biden en la Presidencia, se aprobaron otros 900 mil millones de dólares, para ampliar la elegibilidad del seguro de desempleos y aumentarlo en 300 dólares semanales. Asimismo, en marzo de 2021 se aprobaron 1.9 billones adicionales para vacunas y más apoyos a la población.

Con esos últimos apoyos en EU, las perspectivas de crecimiento de México para 2021 mejoraron dos puntos porcentuales, estimó Marco Oviedo, jefe de Estudios Económicos de Barclays México.

“Nosotros traemos una expectativa de crecimiento de 5 por ciento para México, de esos dos puntos son por impulso de Estados Unidos”, dijo.

El crecimiento de EU del mismo modo permitió la creación de empleos para mexicanos en ese País, lo cual contribuye directamente al envío de remesas que tan solo el año pasado sumaron 40 mil 606 millones de dólares.

Según el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) entre abril de 2020 -uno de los peores meses de la pandemia- y marzo de este año, el empleo para migrantes mexicanos en EU aumentó en 1.21 millones de puestos.

A futuro, en Estados Unidos se debate la posibilidad de implementar un plan de 2.3 billones de dólares para infraestructura e incrementar la tasa de impuesto corporativa de 21 a 28 por ciento.

De aprobarse, estos estímulos tendrían un menor impacto a corto plazo ya que se prevé que el gasto se realice en periodos de 10 a 15 años. Además, el impuso expansivo sería contrarrestado por los mayores impuestos, comentó de la Garza.

FUENTE: REFORMA.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.