fbpx

Morenistas presentan 241 impugnaciones contra la selección de candidatos para las gubernaturas

Militantes de Morena han presentado 241 impugnaciones a las candidaturas a las gubernaturas que estarán en juego en junio, convirtiéndose en el partido que más inconformidades de este tipo registra. En contraste los candidatos de Acción Nacional sólo tienen cinco, los del PRD una y en el PRI no hay ningún recurso.

Hasta ayer, la candidatura más impugnada era la de Nuevo León, donde Clara Luz Flores se perfila para ser la abanderada morenista. Militantes y precandidatos perdedores han interpuesto 213 recursos en su contra en tribunales electorales.

En otras entidades, el número de impugnaciones es el siguiente: San Luis Potosí (cinco), Michoacán (siete), Guerrero (cinco), Zacatecas (cinco), Sinaloa (dos), Tlaxcala (una), Baja California Sur (una), Chihuahua (una) y Nayarit (una).

A partir de mañana comenzará el registro formal de candidaturas para la elección del 6 de junio. Cada entidad federativa tiene su propio plazo.

Morena ha decidido que las candidaturas a las gubernaturas se definieran por encuestas, y aunque en principio la militancia estuvo de acuerdo, los resultados dejaron insatisfechos a varios precandidatos y precandidatas, por lo que recurrieron a los tribunales.

Alejandro Viedma Velázquez, representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), dijo que al interior del partido no hay preocupación por el gran número de impugnaciones ya que el proceso está cumpliendo con la ley.

“En Morena no nos espantamos. Hay compañeros que dentro del partido tienen visiones distintas y parte de eso también es Morena”, detalló.

El legislador externó que hay conocimiento de que más de 70 por ciento de las impugnaciones se concentran en el estado de Nuevo León y negó que exista un plan B para dicha entidad debido a que confían en que los tribunales les den la razón.

Viedma Velázquez aseguró que el Comité Ejecutivo y la Comisión de Honestidad y Justicia del partido han hecho lo conducente a la hora de selección para así evitar que invaliden las candidaturas sin que eso signifique un rompimiento al interior de Morena.

En este contexto, José Fernández Santillán, catedrático del Tecnológico de Monterrey, apuntó que este fenómeno es una evidente segmentación de Morena.

“Lo que impera en el partido gobernante es el desorden, la anarquía, es la lucha cuerpo a cuerpo y con las impugnaciones se ven sus muy particulares intereses. Van por el hueso”, remarcó.

Enfatizó que en las candidaturas a gubernaturas es donde más se visualiza que Morena es una institución personal.

Argumentó que hay una “lucha descarnada” dentro del partido y que lo único que los une es la personalidad del presidente Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, señaló que el primer mandatario tampoco ha podido poner orden, situación que calificó como preocupante.

“¿Cómo puede gobernar un país un partido que no puede gobernarse a sí mismo?”, cuestionó.

Fernández Santillán dijo que rumbo a los comicios de 2021, le corresponde al fundador del partido arreglar el desorden que hay adentro, aunque resaltó que la responsabilidad directa recae en Mario Delgado, presidente del CEN de Morena.

FUENTE:  ELSOLDEMÉXICO.COM.MX

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.