fbpx

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió recomendaciones al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, así como para la Fiscalía estatal, por la detención arbitraria y la imputación indebida por el delito de ultrajes a la autoridad -dictándoles además prisión preventiva- de seis jóvenes que fueron detenidos en una plaza comercial de Xalapa el pasado 8 de septiembre.

Las seis personas fueron liberadas el pasado 16 de diciembre de la prisión preventiva que se les había dictado, luego de que un juez determinó que la Fiscalía de Veracruz no aportó las pruebas de que se cometió el delito de ultrajes de la autoridad que se les había imputado.

El senador Ricardo Monreal, tras la liberación de los jóvenes, se pronunció sobre el caso, dado que se involucró en la defensa de los imputados por las autoridades de Veracruz.

“Lo cierto es que los datos (de prueba) provienen de los propios elementos policiales que realizaron la detención el día de los supuestos hechos, sin que los dichos de los aprehensores se concatenan con otros datos de prueba y, por el contrario, existen diversos datos de prueba que los contradicen”, dijo en un video difundido en sus redes sociales.

En el comunicado difundido por la CNDH sobre las recomendaciones para el caso, se señala que los seis jóvenes fueron detenidos en las inmediaciones de un centro comercial de la ciudad de Xalapa, por varios policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, entre los que se encontraban personas encapuchadas, quienes los detuvieron, revisaron sus pertenencias y les colocaron esposas metálicas en muñecas con los brazos hacia atrás.

“La queja señala que las seis personas detenidas fueron remitidas a los separos donde firmaron documentos y dieron acceso a sus teléfonos celulares para luego ser trasladados a instalaciones de la FGEV en Xalapa, donde fueron acusados de ultraje a la autoridad por atacar a los policías con cuchillos, razón por la cual el Juzgado Estatal 1 calificó como legal la detención y los vinculó a proceso”.

Tras su investigación, el organismo autónomo determinó, entre otras irregularidades, que la detención se hizo sin orden de aprehensión, la puesta a disposición de los elementos de la SPP estatal “se apartó de la verdad”, así como que la imputación y la prisión preventiva fue indebida al desestimar las autoridades las pruebas a favor de los seis jóvenes.

Por lo anterior, la CNDH solicitó a Cuitláhuac García y a la Fiscalía de la entidad reparar el daño ocasionado, brindando a las seis víctimas atención médica y psicológica gratuita que se requiera y les provea de los medicamentos que necesiten, y a proceder en contra de los servidores públicas que incurrieron en la detención arbitraria y la imputación indebida.

Asimismo, la CNDH solicitó al gobernador accionar proponer ante el Congreso estatal la derogación del artículo 331 del Código Penal para el estado, que contiene las sanciones para el delito de ultrajes a la autoridad, a fin de prevenir nuevas violaciones a los derechos humanos.

 

 

 

Fuente: Latinus

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.