fbpx

Juan Carlos Martínez Cecias Rodríguez, excandidato a la gubernatura de Querétaro por el partido Fuerza por México (FxM), fue arrestado el pasado lunes 6 en San Antonio, Texas, Estados Unidos, por su presunta participación en un fraude cuyo monto asciende a 30 millones de dólares.

Martínez es miembro fundador del Partido Fuerza Social por México –actualmente Fuerza por México– y amigo cercano de Pedro Haces, secretario general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

En 2019 se convirtió en propietario del equipo de beisbol Los Generales de Durango, y desde 2020 es presidente del Cuerpo Diplomático de Derechos Humanos de Texas, Estados Unidos.

El empresario, propietario de Mobile Coatings Management (MCM) y copropietario y presidente de Uberwurx, que opera como RhinoPro Truck Outfitters, una empresa de accesorios para camiones y revestimientos de caja que se rocían en aerosol, fue acusado en San Antonio por una empresa comercial que involucró a Karina Hernández, quien enfrentaba cargos de fraude en otro caso.

Karina Hernandez, de 41 años, es copropietaria de Texas Franchise and Business Consulting (TFBC), que dirige principalmente a ciudadanos mexicanos interesados en iniciar negocios en Texas.

Según el Departamento de Justicia de Texas, ambos empresarios fueron arrestados esta semana, luego de que Martínez se promocionó a sí mismo y a Uberwurx como un mecanismo para que los inversionistas obtengan visas E-2 para ingresar legalmente a Estados Unidos. Se trata de un documento reservado para empresarios extranjeros que les permite trabajar dentro del país.

Martínez trabajó con Hernández para comercializar y vender la franquicia Uberwurx a inversionistas nacionales mexicanos, pero no pudo realizar muchos pagos garantizados a los empresarios.

El Departamento de Justicia texano declaró que Martínez y Hernández usaron este esquema con al menos 120 inversionistas diferentes entre enero de 2017 y diciembre de 2021, con una pérdida de más de 30 millones de dólares.

Asimismo, informó que están acusados de conspiración para cometer fraude electrónico y por alentar e inducir la inmigración ilegal para beneficio privado.

En abril pasado, Karina Hernández fue acusada por supuestamente estafar a ocho inversionistas mexicanos para que contribuyeran con más de un millón de dólares a una cadena de restaurantes mexicanos llamado “Las Quesadillas”.

En caso de ser condenados, Juan Carlos Martínez y Karina Hernández podrían enfrentar hasta 20 años de prisión, cada uno, por los cargos de fraude electrónico, y hasta 10 años de prisión por inmigración ilegal.

 

 

Fuente: PROCESO

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.