fbpx
En el último mes, el jefe del Ejecutivo se ha referido a la elección de ese estado del norte, en sus conferencias matutinas, en por lo menos 20 ocasiones.
AMLO y Clara Luz en Nuevo León.jpg
Bajo el argumento de no ser “cómplice de ningún fraude” y de “defender la democracia”, el presidente Andrés Manuel López Obrador se metió de lleno al proceso electoral 2021, con sus esfuerzos en una entidad clave: Nuevo León.

Politólogos consultados por el Portal Expansión Política explican que para el titular del Ejecutivo federal esa gubernatura es clave por varias razones, entre éstas, su importancia económica, que nunca ha gobernado un partido de izquierda y porque la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) -el partido que él fundó- Clara Luz Flores, es una mujer cercana a él.

“(Nuevo León) es un estado con uno de los Productos Internos Brutos (PIB) más elevados de la República y (el Presidente) quiere posicionarse en un estado que cuenta con una base empresarial muy consolidada, fuerte, a la que ha atacado desde el inicio del gobierno”, dice Luz María Cruz Parcero, investigadora de “clientelismo” y “movimientos sociales” por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Claro que está interesado … En la crisis en la que estamos y enfrenta el país, es un estado estratégico: es el tercero con mayor PIB, menor pobreza; es muy atractivo”.

Luz María Cruz Parcero, investigadora por la UNAM.

El interés del Presidente también se ha dado a conocer por otras vías. Durante una reunión parlamentaria a distancia entre senadores de la República, la legisladora María Merced González, de Morena, así lo manifestó sin darse cuenta.

“El senador Monreal nos dijo a la senadora Antonia Cárdenas y a una servidora que les hiciéramos este comunicado: que al Presidente le interesa mucho en este caso, los estados de Jalisco y Nuevo León”, dijo al pensar que este encargo lo difundía solo a senadores morenistas.

De inmediato fue interrumpida por su compañera de partido, Mónica Fernández, quien le aclaró que estaba en un chat del Senado y no solo de Morena.

De las cinco entidades con mayor Producto Interno Bruto (PIB), Nuevo León y Jalisco han sido reacias a las decisiones del mandatario federal y sus actuales gobernadores Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” y Enrique Alfaro Ramírez se han confrontado con él. Aunque de éstas, solo la entidad norteña está en juego en estas elecciones.

Clara Luz Flores pasó en semanas, del primero al tercer sitio, en las preferencias electorales, luego de que se difundiera un video de un encuentro que sostuvo con el fundador y líder de la secta sexual NXIVM, Keith Raniere. Ella había negado, incluso, conocer al hombre que hoy se encuentra en prisión en Estados Unidos por tráfico sexual y posesión de pornografía infantil.

De acuerdo con una encuesta del diario Reforma, el emecista Samuel García Sepúlveda es el puntero de la contienda con 36% de las preferencias electorales, seguido por el priista Adrián de la Garza con 25%, enseguida está Clara Luz Flores, de la coalición “Juntos Haremos Historia” (partidos Verde Ecologista de México, del Trabajo y Morena), con 15%, y en cuarto lugar, el candidato del Partido Acción Nacional, Fernando Larrazábal, con 14%.

 

Desde 1929 y hasta 1997, Nuevo León fue gobernado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y a partir de ahí, la gubernatura fue un sexenio para el Partido Acción Nacional (PAN) y dos más para el tricolor. En 2015, un gobernador sin partido ganó la contienda y hasta hace algunos meses se preveía que por primera vez habría una gobernadora postulada por un partido de izquierda.

Para los politólogos consultados, la importancia de este estado para el presidente López Obrador recae en que es un estado económicamente importante y porque en el norte del país, la izquierda no ha figurado.

“Nuevo León es un estado económicamente muy importante para el país, donde está el sector industrial y empresarial. El interés del Presidente es la parte económica, y además de que el norte ha sido resistente a Andrés Manuel a sus propuestas”, destaca el analista político Arturo Espinosa.

El también columnista de Expansión Política comenta que en la designación de la abanderada se hizo todo lo posible porque fuera Clara Luz Flores, una priista hasta hace algunos meses. “Hicieron una apuesta fuerte por Nuevo León, una apuesta en la que buscaban cómo atraer ese electorado … Es un estado importante en el que se veían con posibilidades”, asegura.

FUENTE: EXPANSIÓN.POLÍTICO.MX

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.