fbpx

México tiene una brecha de género en pensiones mayor a 40 por ciento y el Covid-19 está empeorando la diferencia, alertó la OCDE.

De acuerdo al organismo, el virus provoca que sea aún más grave la diferencia en los ingresos de jubilación que recibirán las mujeres respecto a los hombres, porque tienden a ganar menos o tener carreras más cortas en su vida laboral, entre otros factores.

En indica que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la brecha de género en pensiones oscila entre el 3 por ciento de Estonia y el 47 por ciento en Japón, pero se calcula que en promedio las mujeres mayores de 65 años reciben 26 por ciento menos ingresos que los hombres.

Esto quiere decir que las mujeres de 65 años o más de los países del organismo, reciben en promedio el equivalente al 74 por ciento de los ingresos por jubilación que reciben los hombres de los planes de pensiones públicos y privados.

Del mismo modo se ha avanzado mucho en la reducción de las diferencias de género que impulsan la brecha de las pensiones, la pandemia amenaza con borrar este progreso y agrava muchos de los factores que impulsan el problema.

“Las actitudes sociales sobre el papel de las mujeres como amas de casa y cuidadoras han ido evolucionando. Esto ha contribuido a un aumento de la participación femenina en la fuerza laboral, lo que ha llevado a un mayor acceso a los planes de ahorro para la jubilación.

“La actual crisis de Covid-19 amenaza este progreso y agrava muchos de los factores que impulsan la brecha de género en las pensiones”, aseveró la Organización en el informe “Hacia la mejora del ahorro para la jubilación de las mujeres”.

Es así que las mujeres se enfrentan a un mayor riesgo de desempleo con la pandemia, ya que es más probable que trabajen en sectores que se han visto muy afectados por las restricciones, como los sectores de hotelería, turismo y el comercio minorista, abundó.

Las mujeres también constituyen la mayoría de los trabajadores de tiempo parcial, y corren un mayor riesgo de ser despedidas en tiempos de crisis.

Así es como, los responsables políticos de los países se enfrentan a un desafío aún mayor para reducir la brecha de género en las pensiones y mejorar la igualdad de género.

La OCDE anticipó que arreglar este problema tendrá que ir más allá de mejorar el diseño del ahorro para la jubilación, y deberá enfocarse en los principales impulsores de la brecha de género en las pensiones, que son el mercado laboral y la remuneración.

Además los fondos de pensiones pueden invertir en proyectos que promuevan la infraestructura social, que aborden las fuentes de la brecha de género como el cuidado infantil y la educación financiera, recomendó.

FUENTE: REFORMA.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.