fbpx

El estado de Nuevo León ocupó el tercer lugar entre las entidades federativas que generaron nuevas empresas en el mes de enero con 107 registros patronales más que en diciembre de 2021, detrás de Quintana Roo y Querétaro, indica un análisis de la Confederación Patronal de la República Mexicana  (Coparmex) estatal.

El segmento de empresas registradas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que más creció en enero de 2022, fueron las micro, que emplean de 1 a 5 trabajadores, con un total de 128 patrones nuevos.

Por el contrario, los patrones que tienen registrados entre 6 y 50 trabajadores tuvieron una reducción neta mensual de -36, en el mes de enero, seguidos por los que ocupan de 51 a 250 empleados, las cuales tuvieron una disminución de -4 registros patronales con respecto al mes de diciembre del año pasado.

Al mes de enero se alcanzó un total de 74,930 registros de patrones formales en Nuevo León, es decir, se crearon 5,224 empresas nuevas, comparado con el mismo mes del año anterior, y el segmento de 6 a 50 empleos fue el que tuvo mayor alza con 1,993 nuevos registros patronales, según Data Nuevo León, con datos del IMSS.

A nivel nacional, el número de registros patronales en el mes de enero fue de 1 millón 53,095.

Cecilia Carrillo López, directora de Coparmex Nuevo León, aplaudió el alza en el número de patrones formales, aunque lamentó el cierre de 40 empresas de tamaño pequeño y mediano.

“Nos resulta frustrante ver que el esfuerzo de los empresarios por hacer crecer a sus empresas de micro a pequeña, de pequeña a mediana, no sea complementado por programas de apoyo que empujen su competitividad y productividad”.

“Esto es contradictorio a la política pública, de combatir la pobreza, puesto que el cierre de una empresa significa desempleo y falta de ingresos para las familias”, expresó.

Carrillo López destacó que por fortuna la actitud emprendedora prevalece a pesar de las circunstancias adversas.

Sin embargo, destacó que según la opinión de especialistas, la economía se encuentra en una etapa de recuperación, donde debería evitarse el cierre de más empresas.

 

 

 

Fuente: El Economista

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.