fbpx

Al menos 250 personas acudieron este martes al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) con el objetivo de viajar a Canadá, pero al llegar a la terminal descubrieron que la oferta de trabajo que les habían hecho era un fraude.

Cada uno había pagado, en promedio, 5 mil pesos. Les dijeron que se trataba de una cantidad para cubrir el pago de trámites como la prueba COVID y documentos de viaje, entre ellos la visa de trabajo canadiense.

“Hay gente de varios estados como Tlaxcala, Puebla, Veracruz, Ciudad de México, Estado de México, entre otros. Yo pagué mil pesos para una prueba de COVID, mil 500 de pasaportes y mil 300 más para unos bioquímicos”, dijo a El Financiero una de las personas afectadas.

Explicó que hicieron el trato con una persona de nombre Sergio Portillo Briones, quien les dijo que todo era legal, que el viaje iba a ser cubierto por parte de las empresas que los contratarían y que el pago que les pedían era solo para trámites.

El contacto original fue a través de diversos medios, incluidas redes sociales, en los que se ofreció un trabajo temporal en Canadá en los sectores agrícolas, de servicios y en la industria de la construcción.

Fueron citados la mañana de este martes en la terminal 1 del AICM con el objetivo de ponerlos en cuarentena por tres días en un hotel de la terminal. Una vez que se descartara cualquier caso de COVID, viajarían a Canadá.

De acuerdo con los afectados, el vuelo saldría este viernes y a partir del sábado estarían reportándose a sus centros de trabajo en Ottawa.

Sin embargo al llegar a la terminal aérea, su contacto Sergio Portillo Briones no se presentó por lo que decidieron preguntar en el hotel donde supuestamente pasarían la cuarentena y descubrieron que era un fraude.

“Lamentamos la situación porque realmente era un sueño ir a Canadá. Aquí en el país las cosas no andan bien, tengo ya varios meses sin trabajo y esta era una esperanza de sacar a mi familia adelante”, dijo otro de los afectados.

Las personas defraudadas pidieron la intervención de las autoridades para la localización de Sergio Portillo Briones y que responda por el fraude que cometió, en este caso por casi 1.2 millones de pesos.

“Esto nos pasó a nosotros y quién sabe cuántos fraudes más haya cometido este sujeto. Lo que pediría a las autoridades es que lo boletinen y lo detengan”, agregó una de las mujeres afectadas.

Entre los defraudados hay familias enteras que pensaban viajar a Canadá en busca de empleo y mejores condiciones de vida.

 

Fuente: Nación 321

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.