fbpx

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió este miércoles en que la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) no significa que no se atienda a los damnificados en el país.

“Desaparece el Fonden porque queremos desaparecer la corrupción en México, pero eso no significa que no se atienda. Fíjense la perversidad de los conservadores y corruptos: ‘desaparecen el Fonden y entonces el Gobierno ya no atiende a los damnificados’, los estamos atendiendo mejor que nunca”, dijo en conferencia matutina.

López Obrador aseguró que a los conservadores les molestó mucho la desaparición del fideicomiso porque era un botín para beneficio de una minoría.

“El presupuesto público se quedaba en unas cuantas manos, no le llegaba a la gente”, dijo.

“Ese es el cambio profundo que se está llevando a cabo, ¿cómo robaban?, de distintas formas. Por ejemplo los reclusorios, que se tenían que pagar por mantener esos reclusorios a empresas, algunas vinculadas a los medios, se tienen que pagar cada año 16 mil millones de pesos por 8 reclusorios”, recordó.

El mandatario federal recordó que dichos contratos leoninos fueron revisados y se modificaron en beneficio de la hacienda pública para no pagar tanto.

“La banca de desarrollo, Nacional Financiera, Bancomext, Banobras, eran utilizados también para dar crédito que en la mayoría de las veces no pagaban empresas que supuestamente venían a invertir a México”, lamentó.

“¿Qué había también? Muchísima dependencia, instituciones, fideicomisos, fondo, por ejemplo, porque es el coraje con el Conacyt, porque las empresas particulares, grandes empresas, eran financiadas por el Conacyt, en vez de que ellos invirtieran para hacer sus investigaciones”, dijo.

Insistió en que el Fonden era “un barril sin fondo”, porque, al haber una emergencia como las inundaciones en Tula ayer martes, se usaba a un grupo de proveedores cercanos a la Secretaría de Gobernación que vendían insumos sin licitación.

“Y esos proveedores vendían sin licitación: despensas, catres, cobijas, palas, carretillas, todo, todo, todo, todo, a precios elevadísimos. Se gastaba muchísimo dinero, el Fonden era un barril sin fondo. En cada emergencia se regalaban mil, 2 mil, 3 mil, 5 mil millones de pesos”, dijo.

 

Fuente: Latinus

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.