fbpx

Desafortunadamente, muchos hombres ponen drogas en las bebidas de las mujeres, mientras están distraídas, para poder abusar sexualmente de ellas.

Pero ahora, una estudiante de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro desarrolló un detector para saber si pusieron algo ilegal en su trago, como la xilacina, sustancia muy utilizada por los violadores.

La estudiante Arely Salcedo Huitrón, incluso, ganó el tercer lugar en la 12 edición de Nuevos Talentos Científicos y Tecnológicos del Consejo de Ciencia y Tecnología del estado de Querétaro.

 

¿Cómo funciona el detector?

Se trata de un pequeño dispositivo portátil con láminas de oro y una celda electroquímica que oxida la molécula de xilacina.

En palabras de Arely, se trata de una especie de vara que se puede introducir en la bebida durante unos 15 o 20 segundos y que prende un foco si detecta la droga, no importante si se prepara con refresco y otra bebida azucarada.

La xilacina es una sustancia de uso veterinario muy usada por los criminales sexuales.  Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos, este sedante se ha vinculado con una fuerte cantidad de muertes por sobredosis.

La joven destaca que se trata de una primera barrera de protección contra agresiones sexuales.

El proyecto nació desde mi visión como mujer, pero cualquier persona está en riesgo; podría desarrollarse aún más para la detección de más drogas y un prototipo físico para ofrecerlo al público en general”, dijo Arely.

Incluso, este dispositivo permite guardar evidencia para presentar una denuncia ante las autoridades.

 

 

Fuente: Excélsior

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.