fbpx

El dominio del cártel de la Familia Michoacana (FM) en Guerrero se ha extendido a 12 municipios de Tierra Caliente y el norte de la entidad, donde el grupo delictivo, además de la siembra y trasiego de droga, se dedica al cobro de piso a establecimientos comerciales de casi todos los giros.

El grupo criminal, al que se le atribuye el ataque armado en el Municipio de Coatepec Harinas, donde la semana pasada murieron varios policías, también expande su control en varios municipios mexiquenses.

Tiene presencia en Toluca, Metepec, Lerma, Malinalco, Atlacomulco, Zacualpan, Amatepec, Tejupilco, Temascaltepec, Calimaya, Jilotzingo, Nicolás Romero, Isidro Fabela, Villa del Carbón, Jocotitlán, Acambay, Sultepec, Ocuilán, Texcatitlán, Luvianos, Calimaya, Villa Victoria y Coatepec Harinas.

Con respecto a las autoridades, en Tierra Caliente el grupo delincuencia tiene bajo su control los municipios de Arcelia, Tlapehuala, Pungarabato (Ciudad Altamirano), Cutzamala de Pinzón, Ajuchitlán del Progreso, Coyuca de Catalán, San Miguel Totolapan, Tlachapa y Zirándaro de los Chávez.

En esta última demarcación, que colinda con el Estado de Michoacán, los miembros de esta organización criminal han tenido enfrentamientos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que desde el 2019 pretende adueñarse de esta plaza.

Los líderes de la FM que controlan la zona de Tierra Caliente son los hermanos Jhonny y José Alfredo Hurtado Oloscoaga, alias “El Pez” y “La Fresa”, respectivamente, además de Francisco o José Maldonado, “Don José”.

A Maldonado se le atribuye el asesinato del Alcalde perredista del Municipio de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, en junio de 2016, señalan informes de las autoridades de la Fiscalía de Guerrero.

El Edil había denunciado que integrantes de la Familia Michoacana le querían imponer a funcionarios de su comuna municipal además el pago de una cuota mensual.

Por el lado de la Zona Norte, dominan los municipios de Taxco, Pilcaya y Tetipac, que colindan con territorio del Estado de México, al mando de Roberto Carlos Zagal, “El Pelón”, hijo de José Ranulfo Zagal Maldonado, “El Rani” quien fue detenido en noviembre de 2020 luego de un enfrentamiento a balazos contra elementos de la Policía Estatal en la comunidad de Papala, del Municipio de Taxco.

“El Rani”, quien se encuentra formalmente preso, fue jefe de escoltas del Alcalde panista de Taxco, Ramiro Jaimez Gómez, quien gobernó este municipio durante el período 2005-2008.

Ranulfo desplazó de los municipios de Taxco, Tetipac y Pilcaya, a los Guerreros Unidos.

En noviembre de 2018, el grupo de sicarios dirigidos por “El Rani” atacó a balazos a policías estatales y a voluntarios de la Cruz Roja, en la comunidad de San Juan Tenería, del Municipio de Taxco.

El saldo de esa agresión fue de tres policías estatales y un voluntario de la Cruz Roja muertos.

Párrocos ejecutados

La madrugada del 5 de febrero de 2018, los sacerdotes Iván Añorve Jaimes y Germaín Muñoz García, recién habían salido de un baile en la comunidad de Juliantla, del Municipio de Taxco, cuando al tomar la carretera federal fueron atacados por un grupo de pistoleros.

Los dos párrocos murieron, y la Fiscalía de Guerrero atribuyó este hecho a pistoleros de la Familia Michoacana.

Según las autoridades, los civiles armados confundieron a los dos sacerdotes con integrantes de una organización criminal enemiga.

Tras la detención de “El Rani”, su hijo Roberto Carlos Zagal, “El Pelón”, se quedó a cargo de la organización.

Recién pasado el pasado 9 de marzo, pistoleros de la Familia Michoacana agredieron a policías estatales que viajaban en una patrulla en la comunidad de San Pedro Chichila, del Municipio de Taxco.

Los agentes repelieron la agresión y mataron a dos integrantes de esta organización criminal.

Según los informes oficiales, el grupo delictivo también controla parte del Municipio de Ixtapa de la Sal, en el Estado de México.

FUENTE: REFORMA.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.