fbpx

Jessica Robles promovió un amparo para acusar omisión médica en los hospitales Columba Rivera y Regional de Alta Especialidad, ubicados en Pachuca y Edomex

En febrero de 2020 a Jessica Robles Villarreal le extrajeron un tumor ubicado en su tallo cerebral; sin embargo, con posteridad presentó fuertes dolores de cabeza por lo que requiere una operación de urgencia que el ISSSTE no le ha practicado.

La derechohabiente promovió una demanda de amparo contra actos del delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el director de la Clínica Columba Rivera del mismo instituto, ambos ubicados en Pachuca.

La demanda también involucra al titular del Hospital Regional de Alta Especialidad, localizado en TultitlánEstado de México.

ISSSTE ES OMISO, ACUSA

Jessica Robles expuso en su demanda de amparo que desde 2019 desarrolló una tumoración en el tallo cerebral denominada “schawannoma”.

En consecuencia, el 20 de febrero de 2020 le realizaron una cirugía en el Hospital Regional Bicentenario de la Independencia, localizado en el Estado de México, en calidad de “paciente externo”.

Esto, debido a que el Hospital Columba Rivera, ubicada en la ciudad de Pachuca, no contaba con los instrumentos para realizar la intervención quirúrgica.

Cuatro días después de la cirugía fue dada de alta y le fijaron el 20 de marzo para acudir a una consulta externa para evaluación postquirúrgica.

Jessica acudió a la cita de revisión; no obstante, le informaron que el médico que trataba su padecimiento estaba de vacaciones, por lo que no le retiraron los puntos de su operación.

Por tal motivo, la cita de la derechohabiente al ISSSTE fue reprogramada para el 3 de abril de 2020, aunque previo a llegar el día, le notificaron que no sería atendida debido a la contingencia sanitaria por covid-19.

Pese a la restricción, acudió en la primera semana de abril al hospital, pues los puntos de la cirugía le generaban mucha molestia, además de “fuertes dolores de cabeza“.

Ante dichos padecimientos, un médico del hospital de Tultitlán le notificó a Jessica que era necesaria una nueva intervención quirúrgica.

De hecho, en la primera semana de noviembre de 2020, un asesor en la Dirección Médica ISSSTE prometió dar las instrucciones correspondientes para que en dos semanas Jessica fuera operada por segunda ocasión, situación que no ha ocurrido, de acuerdo con lo expuesto por la quejosa en la demanda.

PJF CONCEDE SUSPENSIÓN

El Poder Judicial de la Federación (PJF) concedió la suspensión de los actos reclamados, al considerar que está en riesgo la salud de Jessica.

La demanda de amparo quedó radicada en el Juzgado Primero de Distrito en el Estado del Hidalgo, bajo el expediente 19/2021-III.

“Atento a la naturaleza de los actos planteados por la peticionaria, se estima que el caso se ubica en los supuestos del artículo 126 de la Ley de Amparo tratándose de actos que ponen en peligro su salud, lo cual, desde luego, compromete gravemente su dignidad e integridad personal”, se lee en la notificación publicada en los acuerdos en línea de PJF.

El Poder Judicial Federal también estableció que las autoridades señaladas como responsables deben realizar las gestiones necesarias “a fin de que, de manera inmediata, se proporcione a Jessica Robles Villareal la atención médica necesaria”.

FUENTE: HIDALGO.LASILLAROTA.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.