fbpx

Emilio Lozoya Austin obtuvo una nueva prórroga de un mes, el juez Artemio Zúñiga le dio hasta el 3 de diciembre para aportar evidencias sobre los presuntos sobornos que se entregaron a funcionarios y legisladores por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Adicionalmente, la representación de la FGR solicitó al juez federal aplicar la medida cautelar de prisión preventiva justificada contra Emilio Lozoya por el riesgo inminente de evasión de la justicia, la primera ocasión en que se solicita. El ministerio público consideró qué hay varios motivos importantes por los que se requiere la prisión preventiva: la suficiencia de recursos, el círculo social en el que se desenvuelve, que Lozoya tiene un pasaporte con otra identificación y que el 8 de noviembre es la reapertura de las fronteras, específicamente la de Estados Unidos.

La FGR considera que Lozoya tiene en su poder 2 millones de euros, mismos que pueden ser utilizados para su evasión de la justicia. Otro de los motivos es el comportamiento que ha tenido en recientes días, se mencionó en específico su salida a un restaurante de lujo, donde fue fotografiado en el Hunan por la periodista Lourdes Mendoza.

“Con poco pudor procesal se le ve departiendo en un restaurante de lujo”, señalaron los funcionarios de la FGR.

La revisión de la medida cautelar fue a petición de la Fiscalía puesto que aduce que: 1) La medida cautelar fue solicitada en determinadas circunstancias. 2) Hasta el día de hoy, ninguno de los imputados ha cumplido con los requisitos para obtener un criterio de oportunidad.

Lozoya comparece este miércoles en el Reclusorio Norte pues se vencía la prórroga que dio la Fiscalía General de la República (FGR) a la defensa para que el exfuncionario peñista aportara pruebas sobre los presuntos actos de corrupción que se cometieron durante la administración de Enrique Peña Nieto en torno al caso de Odebrecht.

La audiencia en el Reclusorio Norte se mantiene a puerta cerrada, pero en el espacio de receso se pudo confirmar que los abogados de Lozoya volvieron a solicitar la prórroga de 60 días para el cierre de la investigación complementaria debido a que aún no tiene documentos Provenientes de Brasil; sin embargo, la FGR se manifestó en contra de la petición y solicitó que se cerrara dicha etapa. El argumento de la Fiscalía es que los documentos que la defensa alude como necesarios ya se encuentran en la carpeta de investigación. El juez negó la solicitud de manera directa.

“No voy a permitir que bajo el argumento de una prueba, nos vayamos a un año más en este proceso penal”, dijo el juez al negar los dos meses que solicitaba la defensa de Lozoya y decretó un mes solamente.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, publicó en Twitter que la dependencia a su cargo participa en la audiencia:

“La #UIF participa en la audiencia del caso Odebrecht. Hemos argumentado a favor de la postura de la @FGRMexico de revocar la medida cautelar a Emilio L y sustituirla por prisión preventiva”.

La FGR se vio presionada mediáticamente luego de la fotografía donde se le vio a Lozoya cenando en un restaurante de lujo , un acto que el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “de provocación” . A partir de entonces, la FGR reiteró que el proceso en contra de Emilio Lozoya se mantiene vigente y recordó que tenía hasta este 3 de noviembre para que el exdirector de Pemex entregara las pruebas de sus acusaciones.

“Emilio ‘L’ sigue siendo procesado y los tiempos que se le han dado para aportar las pruebas terminan en fecha 3 de noviembre, según el acuerdo del Juez de Control del Reclusorio Norte, que lleva el caso”, señaló en un comunicado.

La expectativa de que la situación legal de Lozoya pudiera cambiar este miércoles generó gran expectación sobre su primera presentación en el Reclusorio Norte, luego de permanecer en México por aproximadamente un año y medio.

La defensa del exdirector de Pemex había solicitado una nueva prórroga este martes 2 de noviembre, con lo que sumarían seis, para reunir pruebas a su favor en el caso Odebrecht, pero la FGR se opuso a dar más tiempo.

De acuerdo con El Universal, la defensa de Lozoya pidió 60 días más debido a que está pendiente una asistencia jurídica internacional en Brasil sobre el acuerdo de colaboración de Luis de Meneses Weyll, director de Odebrecht. En tanto, que el medio señala que la FGR se opuso a esta petición.

“La Fiscalía solicitó al juez declarar cerrado el plazo de investigación complementaria, para poder formular su acusación de manera formal y solicitar la apertura del juicio, porque considera que ya no hay más pruebas pendientes por reunir”, dice la nota firmada por Diana Lastiri.

 

Fuente: Expansión Política

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.