fbpx

México condenó este viernes ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el ataque contra la planta nuclear de Zaporiyia en Ucrania, que ocurrió la noche del jueves.

“Expreso la preocupación de mi país por el incidente de la planta nuclear de Zaporiyia, la información que se presenta indica que los reactores nucleares no fueron afectados y que los niveles de radiación no han incrementado, esto no disminuye la gravedad del incidente ni las posibles consecuencias que se derivarían en caso de una afectación mayor“, dijo Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México ante la ONU.

De la Fuente señaló que el ataque, presuntamente realizado por militares rusos con proyectiles a la central nuclear, “viola el principio fundamental relativo a la integridad física de las instalaciones nucleares“. El representante mexicano indicó que las instalaciones deben “mantenerse seguras en todo momento“.

El diplomático recordó que en 2009 la conferencia general del organismo internacional de energía atómica tomó la decisión de reafirmar las resoluciones implementadas en 1985 y 1990, en las cuales se establece que “cualquier ataque o amenaza contra instalaciones nucleares con fines pacíficos constituye una violación a los principios de la carta de las Naciones Unidas y al derecho internacional“.

A poco más de una semana de haber estallado la guerra, el funcionario advirtió las consecuencias humanitarias de un accidente que libere material radioactivo en Ucrania, adicional a los 1.2 millones de refugiados que han tenido que huir en medio del conflicto.

“No se justifican las actividades militares en estos sitios, son instalaciones nucleares claramente identificables, atacarlas esta prohibido por el derecho internacional humanitario, la seguridad de las instalaciones nucleares debe salvaguardase siempre“, apuntó De la Fuente.

“Hacemos un llamado a que las acciones militares de la federación de Rusia en territorio ucraniano se apeguen a los principios del derecho internacional y al principio de proporcionalidad de las acciones que afectan la infraestructura civil, en particular las instalaciones nucleares, los equipos y materiales radioactivo“, agregó.

Por último, reiteró el respaldo por parte de México al llamado del secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, para cesar el fuego de manera inmediata para permitir el paso a las acciones humanitarias. “Ese es el objetivo que perseguimos Mexico y Francia en el proyecto de resolución que hemos sometido a consideración de los miembros de consejo“, concluyó.

De acuerdo con el operador nuclear estatal ucraniano, Enerhoatom, tres soldados ucranianos murieron y otros dos resultaron heridos durante el ataque a la planta de Zaporiyia. Sobre el estado actual de las instalaciones nucleares, se reportó que no hubieron cambios a niveles de radiación hasta el momento.

El ataque ha provocado preocupación a nivel internacional y evocó el recuerdo del desastre nuclear en la central ucraniana de Chernobyl, considerado como el peor en la historia de la humanidad.

Estados Unidos por su parte, calificó el ataque como un “crimen de guerra“ y dijo que es un ejemplo de la manera “temeraria“ en la que Rusia está llevando a cabo la invasión en Ucrania.

 

 

 

Fuente: Latinus

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.