fbpx

La directora de Servicios de Salud ,  Martina Pérez Rendón, negó que el Hospital General de Querétaro se encuentre rebasado en su capacidad como lo han denunciado los trabajdores.

Dijo que la capacidad del hospital son 200 camas, 100 destinadas con ventiladores y 100 generales sin ventiladores.

“Un paciente no llega directo a terapia intensiva, un paciente primero llega a un área de triage, que es un área donde se clasifica las características del paciente y qué tipo de tratamiento va a requerir. En esta primera clasificación incluye la toma de la muestra”. explicó.

Por ellos indicó que el uso de las camas conlleva un proceso hasta llegar a la terapia intensiva, donde se encuentran los pacientes graves.

En ese sentido aseguró que la ocupación genera de los hospitales públicos de Querétaro es del 30 por ciento.

FUENTE: ADNINFORMATIVO.MX

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.