fbpx

Diversos artículos de la canasta básica han aumentado su precio, como el caso del limón, tomate verde, ejotes, pepino y aguacate.

Acudir al mercado por la despensa y encontrar que los alimentos que buscamos han aumentado su precio es uno de los mayores dolores de cabeza para las personas, a lo cual se conoce técnicamente como inflación. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país, que se mide a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Este índice mide el porcentaje de incremento en los precios de una canasta de bienes y servicios que adquiere un consumidor típico en una nación. En días pasados, el Inegi dio a conocer que en marzo de 2021 el INPC aumentó 0.83 por ciento, en comparación el mes inmediato anterior, con lo cual la inflación general anual se ubicó en 4.67 por ciento, el nivel más alto desde diciembre de 2018.

Este mayor rango, se debe principalmente a un incremento de precios en diversos artículos de la canasta básica, como son limón (25 por ciento), tomate verde (22), ejotes (20), pepino (17) y aguacate (13.17 por ciento). De igual forma, en el ramo del transporte aéreo se ha dado un aumento de 22.12 por ciento en sus tarifas, lo que ha impactado directamente en la inflación en México.

Este escenario para las familias mexicanas genera que su poder de compra se vea disminuido, es decir, que su adquisición de productos sea menor o busquen aquellas marcan denominadas económicas. El Banco de México (Banxico) ha señalado que su rango objetivo para la inflación en el país es de 3 por ciento, más/menos 1 por ciento.

FUENTE: MILENIO.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.