fbpx

Quien se opone a la construcción de la planta de fertilizantes, en su mayoría es gente ajena a las comunidades que dicen defender, y claramente impiden desarrollo de Topolobampo, de Ahorme y Sinaloa afirmó José Alfredo Félix Cabanillas, presidente de la Sociedad Cooperativa Pesquera El Farallón.

El dirigente pesquero manifestó que los opositores a la planta están en contra de la generación de empleos en momentos en que los niveles de ocupación van a la baja, ya que la pesca no es una alternativa rentable y es marcada por la escasez de fuentes de empleo para las nuevas generaciones.

Félix Cabanillas expresó su firme apoyo al proyecto de la planta de amoniaco ya que aseguró haberse informado en por lo menos tres reuniones encabezadas por directivos de GPO en torno a las características y alcances del proyecto.

El presidente de la Sociedad Cooperativa Pesquera reveló que el 85% de los pescadores  no cuentan con seguro social, no tienen empleo permanente y con bajos ingresos. Añadió que un alto porcentaje de jóvenes profesionistas están desocupados y en el mejor de los casos, empleados en una actividad ajena a su carrera o tienen que dejar su tierra para irse a buscar trabajo hasta en el extranjero fuera de su familia.

Ante dicha situación, explicó que es urgente contar con empleos mejor remunerados, lo que sin duda ofrecerá Gas y Petroquímica de Occidente como alternativa para los jóvenes que tienen una necesidad de empleo.

“Ya corrimos una inversión de una gasera, no cometamos el error de correr a esta empresa que traerá progreso y desarrollo”, manifestó Félix Cabanillas.

El dirigente pesquero recordó que en 2006, algunos habitantes de Topolobampo rechazaron la instalación de una planta de Gas Natural Licuado (GNL), cuya inversión inicial era de 500 millones de dólares, la cual era promovida conjuntamente por la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno estatal y el Consejo para el Desarrollo de Sinaloa (Condesin).

Incluso, el mismo Félix Cabanillas reconoce que aquel entonces el mismo participó en las manifestaciones en contra de la planta gasera. Sin embargo, reconoció que estuvo en contra por falta de información de los alcances del proyecto de instalación de la gasera ya que en aquel entonces, la pesca era abundante lo que actualmente, ha cambiado para el sector pesquero.

Afirma que en aquel entonces el argumento era el mismo de hoy: “Igual, que iba a explotar, que iba a ser un problema para el puerto”.

En este sentido, convocó a los habitantes de Topolobampo a alzar la voz para que la gente este consiente de la planta fertilizante para que no vuelva a existir arrepentimiento.

“Se va a arrepentir mucha gente, porque si no ponen esa planta aquí, ya no va a haber ninguna, porque los inversionistas van a tener miedo a lo mismo, a la grilla y a las manifestaciones”, concluyó el dirigente pesquero.

 

 

Fuente: Debate

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.