fbpx

José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que  “no tiene injerencia alguna en el gobierno de México” y que sus ingresos “provienen al cien por ciento” de su trabajo como asesor legal de desarrollo y construcción para la empresa KEI Partners.

La respuesta llega luego de las sospechas de un conflicto de intereses ya que la casa en donde vivió el hijo del presidente es de un exdirectivo de la empresa Baker Hugues, que tiene contratos con Pemex.

En el año 2018, tomé la decisión (de) seguir ejerciendo mi profesión de abogado, hasta que decidimos en familia mudarnos a los Estados Unidos. En la actualidad y desde el año 2020 trabajo como asesor legal de desarrollo y construcción para KEI Partners https://www.keipartners.com , una empresa privada en Houston a través de la cual recibí mi visa de trabajo TN. Soy un ciudadano privado, y no tengo injerencia alguna en el gobierno de México. Mis ingresos provienen al cien por ciento de mi trabajo en Houston. No hubo, ni habrá conflicto de interés. Les pido respeten mi vida privada y la de mi familia, aseguró en un comunicado difundido en sus redes sociales.

Latinus sostiene que el presidente no ha podido desmentir en reportaje que exhibió la súbita riqueza de su hijo José Ramón López Beltrán ni los conflictos de interés al habitar una mansión en Houston de un alto ejecutivo de la empresa petrolera Baker Hughes, contratista de Pemex.

El viernes pasado el presidente López Obrador confió en que su hijo mayor respondería a las publicaciones sobre los ingresos con los que cuenta para vivir en una mansión en Houston, Texas.

“Ya es grande”, dijo en la conferencia mañanera en respuesta a la exigencia del periodista Carlos Loret de Mola de que el presidente debería informar cuánto gana José Ramón.

 

 

 

Fuente: PROCESO

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.