fbpx

Carolyn Adams, esposa de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, reiteró que “no hay ni habrá conflicto de interés”, en la residencia situada en 1003 Oakshire In, Conroe, Texas, en un suburbio de Houston, que fue rentada en forma regular mediante un contrato de arrendamiento entre sus propietarios, Keith L. Schilling y Lauren M. Schilling y ella.

Insistió que tiene a su disposición todas las pruebas “y estamos dispuestos a entregarlas a las autoridades correspondientes (contrato de arrendamiento, estados de cuenta, correos electrónicos, chats y lo que se requiera)”.

En una publicación que realizó en su red social de Instagram, señaló que ella y su esposo no son figuras púbicas y que los medios de comunicación “que montaron y divulgaron las noticias falsas relacionadas a nosotros han empezado a buscar a terceros para involucrarlos y de manera tendenciosa distorsionar sus dichos. Entristece ver que lo que menos les importa es informar y dar con la verdad”.

Agregó que ayer domingo “se pudo ver una gran parte de las pruebas para dar por concluido este asunto. Se invadió nuestra privacidad y se nos expuso de manera cruel y perversa. Nos reservamos el derecho de tomar acciones legales contra todos los responsables de esta difamación a todas luces hechas con dolo. No somos personas públicas. No hay ni habrá conflicto de interés. Respeten nuestra privacidad”.

 

 

Fuente: La Jornada

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.