fbpx

La Secretaría de Salud (SESA) informó que de enero a diciembre de 2023, en las instituciones del sector público del estado de Querétaro se confirmaron 96 casos locales de dengue, 52 son mujeres y 44 hombres; ubicados 78 en el municipio de Peñamiller, 10 en El Marqués, seis en Querétaro, uno en Arroyo Seco y uno en Jalpan de Serra.

El dengue es una enfermedad febril aguda producida por un virus y transmitida al humano mediante la picadura del mosquito Aedes aegypti, y afecta a personas de cualquier edad. Por ello en el estado de Querétaro se realizan de forma permanente acciones de vigilancia epidemiológica.

En el período de enero a diciembre de 2023, las acciones de control de esta enfermedad que realizaron las y los trabajadores de las brigadas de vectores de Servicios de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ) consistieron en d e s c a c h a r r i z a c i ó n en 64 localidades, teniendo un concentrado de 38.65 toneladas de residuos.

Asimismo, se ejecutaron acciones de control larvario colocando abate en 53 mil 993 casas y 190 mil 897 depósitos, protegiendo a 143 mil 662 habitantes; se efectuó rociado intradomiciliario a nueve mil 223 casas, protegiendo a 39 mil 998 habitantes; se realizó fumigación espacial en 18 mil 100 hectáreas; se colocaron 26 mil 420 ovitrampas en localidades de riesgo, con recolección de 280 mil 422 huevecillos.

La principal estrategia para prevenir es el control de los mosquitos, porque si no hay mosquitos que transmiten el virus, no puede haber enfermedad. Para eliminar los criaderos de mosco de las viviendas se debe:

Evitar depósitos de agua que puedan servir de criadero de mosquitos: llantas a la intemperie, cubetas, c h a r c o s, recipientes, entre otros.
Lavar de forma frecuente cubetas, piletas, tinacos, cisternas, floreros, bebederos de animales y cualquier recipiente que pueda servir para que se acumule agua.

Tapar todo recipiente en el que se almacene agua.
Voltear cubetas, tambos, tinas, macetas o cualquier objeto que no se utilice y en el que se pueda acumular agua.
Tirar botellas, llantas, latas o trastes que ya no se utilizan y en los que se puede acumular agua.
Cambiar el agua de los floreros y bebederos de animales de compañía de forma frecuente.
Eliminar del techo, garaje, patio y jardín, todos los recipientes que sirvan al mosquito para desarrollarse.

Se sugiere no dormir a la intemperie y permanecer dentro de las viviendas al anochecer y al amanecer; usar ropa de manga y pantalones largos (de colores claros), utilizar telas mosquiteras en puertas y ventanas y pabellón para cama; se obtiene mayor protección si está impregnado de insecticida.

También se recomienda a la población que, en caso de presentar síntomas sugestivos al padecimiento, como fiebre elevada, dolor de cabeza, articulaciones, músculos, detrás de los ojos, aparición de ronchas o salpullido (puntos rojos) y malestar general, no se automedique y acuda al Centro de Salud.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.