fbpx

La Secretaría de Marina (Semar) pedirá disculpas públicas a víctimas de desaparición forzada en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en un acto que tendrá lugar el próximo 13 de julio.

El acto será en la plaza 1 de mayo del municipio tamaulipeco y en él también intervendrán representantes de los gobiernos de Nuevo Laredo y del estado de Tamaulipas. La petición de perdón es una de las condiciones impuestas por la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH) en su recomendación 36VG/2020 en la que señala a la Marina como responsable de 27 desapariciones forzadas, de las que 12 víctimas fueron posteriormente ejecutadas.

“En un principio dijeron que no tenían nada que ver, pero aceptando la disculpa es porque lo hicieron ellos”, dijo Fabiola Reyes Lima, hermana de Simeón, desaparecido por marinos el 4 de mayo de 2018 y encontrado muerto un día después en la carretera Colombia 122, en el municipio de Anáhuac, Nuevo León, a 66 kilómetros de distancia de Nuevo Laredo.

En opinión de la mujer, la participación de la Semar en el acto es un reconocimiento explícito de que los agentes fueron los responsables de las desapariciones y, en casos como el de su hermano, los asesinatos.

“Todavía queda pendiente la búsqueda de varias personas y que sean acusados de ejecución extrajudicial por el caso de mi hermano”, dijo.

Se trata de un hecho histórico ya que nunca antes la Semar había pedido perdón públicamente por participar en la desaparición de tan alto número de personas. En el acto, las víctimas se verán a la cara con los representantes de la institución a la que se responsabiliza de llevarse a sus familiares. Queda pendiente saber dónde están muchos de ellos.

Animal Político consultó con la Marina sobre cuál será su papel en el acto, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta. En su día, la institución dijo aceptar la recomendación de la CNDH y aseguró que colaboraría en las búsquedas, pero hasta el momento no se ha aportado un dato que permita conocer dónde se encuentran los desaparecidos.

El acto de disculpa público del próximo 13 de julio fue adelantado por el Dallas News y llega casi un año después de que se hiciera pública la recomendación de la CNDH en la que culpa a los marinos de 27 desapariciones.

Durante todo este tiempo, el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo presionó a las autoridades para que la disculpa fuera efectiva, ya que no existía coordinación entre Marina y los gobiernos estatal y municipal, que son las instituciones señaladas.

Todavía quedan pendientes dos asuntos clave: por un lado, la búsqueda de al menos 15 personas cuyo caso viene registrado en la recomendación. Por otro, la indemnización a la que tienen derecho las familias de las víctimas pero que todavía no se ha hecho efectiva.

Estos no son los únicos casos atribuibles al grupo de élite de Semar desplegado en Nuevo Laredo desde finales de 2017 para, presuntamente, combatir el crimen organizado. Según documentó Animal Político existen abiertas 34 carpetas de investigación que analizan la desaparición y posible ejecución extrajudicial de 47 personas.

El pasado mes de abril un juez vinculó a proceso a 30 marinos a los que considera responsables de la desaparición forzada de cuatro personas: Julio César Viramontes Arredondo, José Luis Bautista Carrillo, Jorge Antonio Hernández Domínguez y Juan Carlos Zaragoza González. Todas las desapariciones tuvieron lugar en el primer semestre de 2018.

Por el momento los oficiales están encarcelados en el campo militar número 1 ya que el juez dio seis meses para complementar la investigación, dividida en tres causas judiciales. Las familias de las víctimas han pedido a los arrestados que colaboren con la justicia para poder conocer el paradero de sus seres queridos. Apenas ha trascendido qué declararon los marinos ante el juez, pero Animal Político pudo saber que todos ellos negaron su participación en los hechos.

La plaza de la primera reunión

Para Reyes Lima el acto de perdón tiene mucho significado. Todavía recuerda la primera reunión, a mediados de 2018, en la plaza 1 de mayo. Las desapariciones no cesaban y la Marina se escudaba argumentando que los responsables eran delincuentes que habían clonado sus uniformes y sus vehículos. La Fiscalía General de la República (FGR) mantiene que hay dos líneas de investigación. O fue la Unidad de Operaciones Especiales de la Marina la que se llevó a estas personas o fueron integrantes del crimen organizado.

Hasta el momento solo hay marinos detenidos, así que parece que la participación del Estado en la desaparición de al menos 47 personas y la ejecución extrajudicial de algunas de ellas es la opción que más peso tiene en las investigaciones.

No se puede olvidar que la CNDH ya emitió una recomendación en la que señala a elementos de la Marina como responsables de los crímenes. Entre los oficiales a los que se responsabiliza está el entonces jefe de la unidad de Operaciones Espaciales, Marco Antonio Ortega Siu, que dejó el cargo en junio de 2018 tras los señalamientos por violaciones a los derechos humanos. Se trata de un mando con fuertes vínculos con Estados Unidos y que participó en operativos clave de la última década como la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en 2016.

“Se les culpa a los marinos por desaparición, pero no por ejecución”, dice Reyes Lima, que mostró su satisfacción por la detención de los marinos pero lamentó que todavía hay muchos pendientes. En su caso, por ejemplo, falta determinar qué ocurrió en las doce horas que transcurren desde que los vecinos ven que marinos se lo llevan cuando iba a un Oxxo a realizar algunas compras y el momento en el que su cuerpo aparece en Nuevo León junto a otras dos víctimas.

“Me voy a sentir mal, pero a la vez bien”, aseguró la mujer sobre la perspectiva de verse ante los uniformados en el acto de perdón. “Son ellos los que mataron a mi hermano pero los procesan por desaparición, yo quiero que los juzguen por asesinato”, dijo.

La mujer explicó que tras el acto tienen previsto reiniciar las búsquedas y reivindicar el papel de las familias que no han dejado de movilizarse para exigir justicia. “Si no fuese por nosotras esto se habría olvidado”, afirmó.

Fuente: Animal Político.

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.