fbpx

El gobierno defendió el decreto que impide la importación de maíz transgénico para consumo humano, pese a las consultas comerciales que inició el gobierno estadounidense este lunes bajo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La Secretaría de Economía (SE) indicó en un comunicado que “México aprovechará este mecanismo previsto en el T-MEC para demostrar con datos y con evidencia que no ha habido afectación comercial y que, por el contrario, el decreto es consistente con el propio tratado”.

México respondió así al comunicado en el que, horas antes, la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, advirtió de medidas si no se resuelve esta disputa porque “las políticas de México amenazan con interrumpir miles de millones de dólares en el comercio agrícola”.

Mientras que el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, opinó que las políticas mexicanas “no se basan en la ciencia, que es la base del T-MEC“.

La Secretaría Economía reiteró que el objetivo del decreto, publicado el 13 de febrero, “es preservar que la tortilla sea elaborada con maíz nativo, asegurando así, la conservación de la biodiversidad de las más de 64 razas de maíz que hay en el país, de las cuales 59 son endémicas”.

La controversia surgió el año pasado por la intención del presidente, Andrés Manuel López Obrador, de vetar las importaciones de maíz transgénico estadounidense para 2024 porque lo considera dañino.

Tras negociaciones, el gobierno de México suspendió la prohibición de importaciones de maíz transgénico para el ganado, pero mantuvo el bloqueo al de consumo humano.

“La secretaria (de Economía) Raquel Buenrostro Sánchez; la titular de la USTR, embajadora Katherine Tai, y sus equipos han venido sosteniendo diálogos de carácter constructivo con miras a encontrar soluciones que brinden certidumbre a las partes interesadas”, sostuvo la SE.

El diálogo sobre maíz abre otro frente para México en el T-MEC, pues en julio pasado Estados Unidos y Canadá iniciaron consultas por la política energética de López Obrador, acusado de entorpecer la inversión extranjera para favorecer a las empresas del Estado.

Este mecanismo está establecido en el T-MEC, en vigor desde julio de 2020, como una fase de diálogo para evitar un panel de resolución de controversias.

 

Con información de: Latinus

México niega que decreto contra maíz transgénico cause afectaciones comerciales pese a consulta que EU pidió bajo el T-MEC (latinus.us)

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.