fbpx

Acusaciones sobre “narcotráfico” o un “narco Estado” han confrontado ya desde hace un tiempo a Morena y el PAN, pero el caso de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, quien fue encontrado culpable de los 5 cargos que se le imputan en su mayoría relacionados con el crimen organizado avivaron los desencuentros entre ambos partidos que incluso ha derivado en quejas ante el Instituto Nacional Electoral y han llegado a Palacio Nacional, donde el presidente Andrés Manuel consideró que en México había un “narcoestado”.

El caso de Genaro García Luna ha sido solo una parte del cruce de acusaciones, pues desde el blanquiazul desde hace algunos años se reprocha el saludo que el presidente dio a la madre de Joaquín “el Chapo” Guzmán. Así se ha vivido el pleito entre Morena y el PAN por el narcotráfico, ¿qué ha dicho AMLO?

‘Abrazos, no balazos’

La estrategia de seguridad del presidente López Obrador se englobó en la frase “abrazos no balazos”, donde una de sus premisas es la pacificación del país y atender las causas de la delincuencia. El plan para atender el principal problema del país, que es la seguridad, busca alejarse lo más posible de la llamada “guerra contra el crimen organizado”, que se implementó con Felipe Calderón, expanista y rival político de AMLO.

La estrategia, que comenzó con borrar la huella del paso del PAN, al eliminar por ejemplo la Policía Federal e iniciar la creación de la Guardia Nacional, ha generado una de las principales polémicas para la actual administración de la autodenominada 4T, pues con desde la oposición acusan que no ha fallado y se debe de cambiar.

El discurso de partidos de oposición como el PAN han girado en torno a que el gobierno “abraza a los delincuentes” en casos como cuando se dejó libre a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo” Guzmán, quien hace unos meses fue capturado.

Además se acusa desde el PAN que en lo que va del gobierno con su estrategia de “abrazos, no balazos”, el crimen organizado se ha fortalecido, que han aumentado los asesinatos y la rivalidad entre estos grupos delictivos.

Saludo a madre del Chapo Guzmán 

En marzo de 2020 con un video difundido en redes sociales, en su visita a Badiraguato, se difundió el momento en que el presidente Andrés Manuel López Obrador saludó a la madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa, María Consuelo Loera Pérez.

El saludo desató una gran polémica por el gestó de AMLO y las palabras que dedicó a Consuelo Loera: “Te saludo, no te bajes, no te bajes, ya recibí tu carta”.

Pero el presidente se defendió de los cuestionamientos de la oposición, quienes acusaron que la acción “evidencia” la presunta cercanía con el crimen organizado:

“Imagínense que no me bajo de la camioneta porque es la mamá de Guzmán Loera y me puede ir mal en mi imagen. ¡Qué va a decir cualquiera de estos personajes! Estoy tranquilo con mi conciencia, mi tribunal es mi conciencia. Me bajé y fui donde estaba ella a saludarla y ya. ¿Y? ¿Qué se me quita? ¿Qué pierdo? ¡Nada, nada, nada! Además, también, una cosa son los hijos, las mamás, los papás, los abuelos y otra cosa es el que se mete en cuestiones ilegales o delictivas ¿Por qué generalizar?”, agregó.

Desde el PAN, Marko Cortés, presidente nacional del partido publicó: “presidente, su saludo a la madre del Chapo Guzmán indigna a todos, es una falta de respeto para las víctimas del narcotráfico y las Fuerzas Armadas que arriesgan su vida por nuestra seguridad. Urge que explique su nexo con esa familia y si hay relación con la liberación de Ovidio”.

A la crítica se sumó que el presidente López Obrador se disculpó por llamar “Chapo” a Guzmán Loera, ya que dijo no le gusta llamarlo así.

Elecciones 2021 

Durante el proceso electoral de ese año la coalición opositora Va por México denunció la presunta intromisión del crimen organizado para impulsar candidatos, amenazar y operar el día de los comicios.

El presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, acompañado por los dirigentes nacionales del PRI y PRD, llevó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la denuncia sobre la presunta intromisión del crimen organizado en las elecciones del 6 de junio.

“Grupos armados secuestraron e inmovilizaron a equipos completos de campaña, se apoderaron de casillas electorales y obligaron a los ciudadanos a emitir su voto públicamente y por consigna”, se afirma en un expediente que resume cómo murieron 27 candidatos en el pasado proceso electoral de 2021.

La denuncia fue la denuncia de la presunta presencia del narco fue llevada al TEPJF, donde el proyecto del magistrado Indalfer Infante indicó que en la elección de Michoacán del 5 de julio hubo afectaciones en los municipios de Múgica; Gabriel Zamora; La Huacana y Nuevo Urecho, sin embargo no fue motivo suficiente para anular la elección y confirmaron el triunfo del morenista Alfredo Ramírez Bedolla.

En septiembre de 2021, las y los magistrados acreditaron que en la elección del 6 de junio en Michoacán hubo intimidación y presión del crimen organizado sobre algunos de los participantes en el proceso y reconocieron el secuestro de un presidente de mesa de casilla y quema de boletas, pero reiteraron que estas acciones se centraron exclusivamente en los municipios de Múgica, Gabriel Zamora, La Huacana y Nuevo Urecho, donde ordenaron la nulidad de todos los votos registrados en esos municipios.

Caso García Luna

Las acusaciones anteriores revivieron con el caso de García Luna, quien si bien no fue militante del PAN fue un funcionario que ocupó cargos claves en los sexenios panistas y uno de los hombres más cercanos a Felipe Calderón, este fue el motivo perfecto para que Morena y hasta el presidente López Obrador usarán la palabra “narcoestado” para definir a los gobierno de Calderón y Vicente Fox.

“‘Narcoestado’ que como ha quedado de manifiesto con lo de García Luna se impuso durante dos sexenios el de Vicente Fox y Felipe Calderón”, dijo en una de su mañanera el presidente, quien además al ser cuestionado sobre si concordaba con las declaraciones del senador Ricardo Monreal en las que afirmó que había un “narcoestado”, respondió que sí estaba de acuerdo.

Tal pareciera que AMLO se esperó el veredicto sobre Genaro García Luna para calificar de “narcoestado” el sexenio panista, pues la figura que se encargaba de la seguridad de México y uno de los artífices de la guerra contra el narco fue declarado culpable de nexos con el crimen organizado.

PAN se deslinda de García Luna  

En el caso de Genaro García Luna, el PAN dijo que es “penoso” que tuvo que ser juzgado en Estados Unidos y ante una manera de darle la vuelta al discurso de Morena que le pega a sus dos gobiernos acusó una falta de capacidad del gobierno mexicano para juzgar al exfuncionario federal en nuestro país, de quien por cierto, aclaro que nunca ha sido militante de Acción Nacional.

Choque de denuncias 

En el marco del caso, Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, solicitó de manera formal ante el INE la cancelación del registro del PAN, luego de que Genaro García Luna fue declarado culpable de cinco delitos que se le imputan y se le acusó de nexos con el Cártel de Sinaloa.

“Genaro García Luna ocupó espacios de la más alta jerarquía y fue el artífice de la supuesta estrategia de seguridad en las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón, época en la que se desató la violencia criminal que seguimos padeciendo en nuestro país. Quienes por acción u omisión fueron cómplices de este nivel de corrupción e infiltración de la delincuencia en el gobierno deben ser cuestionados y se debe castigar a toda la organización política que hizo posible esta infamia cometida en contra del Estado y el pueblo de México”, acusó Mario Delgado.

Morena acusa al PAN de ser una pieza clave en el entramado que hizo posible el arribo de dichos personajes y sus nexos criminales al gobierno; además lo señala de servir como vía para la infiltración del crimen organizado.

A la queja presentada por Morena, el PAN contraatacó a través del representante del PAN, Víctor Hugo Sondón Saavedra, al presentar una queja en contra de Morena y de su presidente nacional, Mario Delgado, en la que se está solicitando al INE una exhaustiva investigación por posible financiamiento del crimen organizado a las campañas y por presunto desvío de recursos públicos en favor de su organización política.

El partido ha venido sosteniendo desde los comicios en Tamaulipas que el dirigente nacional de Morena habría tenido vínculos con el llamado “Rey del Huachicol” Sergio Carmona, quien el partido acusa de ser “señalado por pagar la campaña de Delgado, e incluso se conoce como en al menos dos ocasiones viajó en avioneta con el hoy gobernador de Tamaulipas”.

Con información de: https://politico.mx/narco-confronta-a-morena-y-pan-asi-ha-sido-el-cruce-de-acusaciones

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.