fbpx

Por: Martha Patricia Aguilar
Fotos: Héctor Salgado

Con el propósito de potencializar la creatividad de los niños a través del reciclaje y el arte, Mariana y Lucy abrieron un espacio interactivo que se llama Pinta Bonito. De lunes a jueves regalan a los asistentes la posibilidad de echar a volar la imaginación y de que cada uno invente soluciones creativas.
“Son actividades dirigidas, pero les damos la posibilidad de improvisación. Muchas veces les ponemos el material y les preguntamos ¿qué podemos hacer con esto?, ¿qué se les ocurre? Para que, de esta manera, los niños se enfrenten a la posibilidad de resolver los problemas de una manera creativa”.

¿Cómo funciona?

Para asistir a las sesiones existe una tarjetas con ocho monstruos, cada clase se señala uno para saber que asistió, no tiene caducidad.

¿Qué ofrece pinta bonito a los niños?

“Tenemos el espacio de la ludoteca. En ese salón, los juegos son didácticos y dirigidos a lectoescritura y razonamiento matemático. Obviamente hay espacios de recreación, corren y gritan con los árboles; parte del juego libre es que ellos interactúen entre pares.

También hay una cocinita y otros espacios de la vida real donde los niños deciden caracterizarse e interpretan la vida que ellos viven a través del juego”. Este es un lugar libre, en donde se intenta “resucitar a los monstruos que traen dentro, pero con límites y acuerdos”.

“Los niños no tienen desarrollada la creatividad libre, ya es dirigida, rápida: haz aquí, pinta acá, corta allá, ya no hagas, no brinques, no grites; es una constante represalia. Desarrollan una intolerancia a la frustración y ves que en la escuela no pueden armar un rompecabezas, se ponen a llorar. Por esa prisa que tenemos los papás, les intentamos dar todo resuelto, ya no tienen creatividad para resolver. Aquí les damos una caja y esperamos todo lo que su imaginación les dé”.

pinta2

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.