fbpx

Los asesinatos de Bertha Gisela Gaytán, candidata del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a alcaldesa de Celaya, Guanajuato, y de Camila, la niña de ocho años de Taxco, Guerrero, propiciaron un largo debate en el pleno de la Cámara de Senadores.

También se habló durante casi toda la discusión, como un hecho, del asesinato de Adrián Guerrero Caracheo, candidato de Morena a regidor de Celaya, hasta que la senadora morenista guanjauntense Antares Vázquez informó a la asamblea que su compañero “está en calidad de no localizado y no fallecido”.

“Guanajuato, ingobernable estado, si alguien lo duda entre miércoles, jueves y viernes de Semana Santa 40 homicidios. Número uno en homicidios en el país. Ayer 12% de los homicidios de todo el país se cometieron en Guanajuato, sólo ayer”, soltó.

Aclaró que, efectivamente, “Morena solicitó en tiempo y forma la seguridad para sus candidatos y candidatas municipales. Y el Instituto Electoral de Guanajuato contestó que no había empezado el proceso electoral, que no procedía. Y piden, ahora sí que hasta la factura del refri de la abuelita para poder brindar seguridad’’.

“Y resulta que ayer (el lunes) se había iniciado el proceso electoral cuando mataron a nuestra compañera Gisela. Es indignante, da mucha impotencia, da impotencia que estas cosas sigan sucediendo, y que salgan nada más a decir: ¡Ay!, sí, habrá justicia. Justicia que no ha habido para miles de guanajuatenses asesinados y desaparecidos en estos años”.

Para la senadora priista Claudia Anaya Mota “posiblemente Andrés Manuel López Obrador sea el presidente, pero hay otro grupo que es el que está gobernando en este país y es importante que hagamos una reflexión profunda de que el país se nos está yendo de las manos y que, con ello, se nos están yendo muchas vidas”.

El panista Erandi Bermúdez hizo un llamado a la unidad y a la concordia, a redoblar esfuerzos para poner fin a la espiral de violencia que lacera el país, y reconocer “que todos hemos quedado a deber”.

“La violencia no tiene cabida en la democracia, los actos intimidatorios que están sucediendo y los crímenes cometidos contra candidatos, funcionarios electos y ciudadanos en general representan un ataque directo contra los principios de libertad…”, dijo.

Convocó luego a “todos los partidos políticos a dejar de lado las diferencias que nos separan en la arena política para unirnos en una causa común… Es imperativo que las autoridades correspondientes investiguen este acto con suma transparencia, con profesionalismo. No debemos permitir que los perpetradores de este crimen queden impunes”.

Su correligionario Víctor Fuentes afirmó que en México “matan candidatos, políticos, elementos de seguridad como sucedió hace unos días en Culiacán, Sinaloa, donde fueron ejecutados integrantes de la Guardia Nacional; matan periodistas, luchadores sociales, matan miles de ciudadanos constante y sonante y no pasa absolutamente nada.

“Todo mundo cuidando nuestra parcela, todo mundo cuidando nuestra candidatura, todo mundo cuidando el próximo hueso que vamos a tener”.

El morenista Reyes Flores Hurtado se mofó desde la tribuna, en alusión a los panistas:

“Hoy escucho con calma a una fracción parlamentaria que, si esto hubiera sucedido en un estado gobernado por Morena, hubiera venido a gritar aquí y a despotricar como acostumbran.

“Hoy están tranquilos, pidiendo justicia, porque es un estado que gobiernan y ya entendieron entonces que la responsabilidad es de todos, que nadie se escapa y nadie se puede lavar las manos de las condiciones de seguridad que vive este país”.

 

 

-Con información de El Economista

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.