fbpx

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH) emitió una enérgica denuncia este lunes respecto a lo que describió como la “pasividad” de las autoridades mexicanas frente al atroz asesinato de la niña de 8 años, Camila Gómez Ortega, en la localidad de Taxco de Alarcón, estado de Guerrero.

En una declaración publicada en su cuenta oficial de redes sociales, el organismo expresó su preocupación por la falta de acción de las autoridades frente al crimen, recordando su papel fundamental en la prevención, búsqueda y acceso a la justicia.

 

La menor fue secuestrada y posteriormente asesinada el pasado miércoles, desencadenando protestas y un acto de linchamiento hacia una mujer señalada como presunta responsable, junto con otros dos hombres.

A pesar de la detención de los supuestos implicados y la apertura de un proceso penal, la ONU-DH condenó enérgicamente el linchamiento, subrayando que no constituye un acto de justicia, sino de barbarie. Además, hizo un llamado a las autoridades para implementar mecanismos de búsqueda inmediata y protocolos de acción coordinada en situaciones similares.

Caso Camila cimbra a México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que las autoridades están actuando en la investigación del caso y anunció que se presentará un informe detallado sobre los acontecimientos relacionados con el caso de Camila. La candidata a la Presidencia de la oposición, Xóchitl Gálvez, y la Iglesia católica también expresaron su consternación y exigieron justicia ante este lamentable suceso.

La ONU-DH extendió sus condolencias a la familia de la niña y a toda la sociedad afectada por este crimen que ha conmocionado a nivel nacional.

 

 

-Con información de Reporte Índigo

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.