fbpx

Con motivo de su día, los niños fueron celebrados y consentidos como se merecen en las instalaciones de la casa club de Vista Real.
El staff del club preparó para los pequeños y no tan pequeños diversas actividades. Y ya fuera saltando la cuerda, compitiendo en ralis con obstáculos contra otros equipos o mojándose un poco, los chicos pasaron un gran rato, en el que las sonrisas y la alegría no faltaron.
Sin embargo, si algo gustó a los festejados fue el tobogán de plástico con espuma que desde una colina los dejaba caer. Una y otra vez los niños disfrutaron de este juego hasta que la tarde los vio despedirse exhaustos pero felices. Sin duda, fue una gran experiencia para ellos, con el estilo que sólo Vista Real sabe darle a estos eventos.

Por: Jorge Bárcenas/ Fotos: Héctor Salgado.

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.