fbpx

La biodiversidad es una necesidad para la continuación de un sistema formado por seres con vida. Su pérdida tiene terribles consecuencias también para los seres humanos que habitan el ecosistema.

Este mundo lo compartimos con millones y millones de diversas especies. Si no existiese nada más que un par de seres, la vida no sería del todo posible. Cuanto menos rico en biodiversidad es un ecosistema, tienen  más dificultades los seres vivos que lo habitan. Un grupo de investigadores tiene en su mano una herramienta para entender el por qué, informó Hipertextual.

La biodiversidad es el conjunto y variedad de especies que habitan un espacio determinado. Este espacio suele ser un ecosistema, formado por dichas especies y las relaciones que surgen entre ellas. Los ecosistemas no son estáticos. Al contrario, como ocurre con cualquier otra manifestación natural, los ecosistemas cambian y evolucionan. Normalmente, todos los sistemas biológicos tienden a la estabilización. Es decir, los sistemas suelen terminar por normalizar las relaciones existentes entre las especies que lo habitan de manera que aunque haya pequeños cambios, el ecosistema asegura la supervivencia a la larga de estas especies. Pero esto sólo ocurre cuando el ecosistema puede absorber los cambios a los que se le somete. Estos cambios, muchas veces conocidos como impactos, pueden desestabilizar el sistema provocando la perdida masiva de sus especies. Entre ellas la humana.

Más información AQUÍ 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.