fbpx

Por: Marcela Pasos

«Conocer los hechos no significa necesariamente comprenderlos»

John Katzenbach es un escritor estadounidense que ha tenido una gran influencia de su trayectoria como periodista en algunas de sus obras; ya que trabajó como reportero de la corte criminal para The Miami Herald y The Miami News; y estuvo colaborando en  Herald Tropic, The New York Times, The Washington Post y The Philadelphia Inquirer.

Se le ha otorgado el título de maestro del suspense psicológico por la obra de “El Psicoanalista”, esto debido al gran impacto que causó la historia y a la inmediatez con que el libro alcanzó a convertirse en un “best seller”.

El Psicoanalista nos narra la historia del doctor Frederick Starks, quien en su cumpleaños número 53 recibe una carta misteriosa firmada con el seudónimo de Rumplestiltskin, la cual pertenece a un paciente que tuvo años atrás y que quedó resentido con la manera en que el doctor Starks llevó su tratamiento, debido a ello le pide “amablemente” que se suicide si es que no desea que sus familiares comiencen a sufrir diversos eventos que podrían arruinar sus vidas.

Frederick Starks tiene un plazo de 15 días para adivinar quién es el remitente de la carta o tomar la difícil decisión que se le impone, 15 días durante los cuales se le estarán presentando situaciones y personas que le darán pistas para llegar a él.

Esta novela te mantiene en constante incertidumbre, te pone a pensar en la dificultad de la situación que vive el protagonista ¿qué harías tú en su lugar? ¿Será posible que logre salir vivo de tal embrollo?

Algo en lo que reflexionas desde las primeras páginas del libro es la gravedad que puede llegar a tener una pequeña acción, una mala decisión y a veces hasta algo que has hecho de manera inconsciente.

El alcance de nuestros actos se puede develar en la medida en que afecta a terceros, es por ello que debemos entender que no todos sentimos ni pensamos de la misma manera y por ello debemos tener cierto cuidado al momento de reaccionar de forma impulsiva o desatenta con las personas que nos rodean, ya que muchas veces por estar inmersos en nuestras actividades cotidianas y por el ritmo al que estamos acostumbrados a vivir no nos detenemos a respirar y mucho menos a pensar en el sentir de otros a partir de nuestras mismas actitudes hacia ellos.

Finalmente el guardar rencor es otro de los puntos claves que se tocan en la historia, ya que la venganza de nuestro antagonista Rumplestiltskin ha sido planeada y diseñada meticulosamente durante años para que no exista un margen de error; esto nos lleva a darnos cuenta de que a partir del rencor que genera la mente humana se pueden desencadenar grandes tragedias, el mundo se encuentra lleno de ellas, mismas que podrían evitarse si todos dejáramos de lado nuestro desinterés y “nos pusiéramos de vez en cuando en los zapatos del otro”.

el-psicoanalista

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.