fbpx

Por: Edmundo López Díaz

Hoy presento por primera vez a los selectos lectores de esta revista una nueva sección dedicada al vino, en la que hablaremos sobre su origen, historia, elaboración, filosofía y  sobre muchos consejos que serán de gran utilidad para todas aquellas personas que saben de los placeres del buen beber y que deseen aumentar sus conocimientos sobre enología.

Empezaré por definir qué es vino. La gente llama con este término a cualquier bebida que contiene alcohol y esto es un error que se ha divulgado en países con pocos conocimientos en cuestiones referentes a la vitivinicultura. El Estatuto de la Viña y el Vino establece lo siguiente en su artículo décimo: “Vino es la bebida resultante de la fermentación alcohólica completa o parcial de la uva fresca o del mosto.”

SIN PRETENDER UN ESTUDIO PROFUNDO DE LA MATERIA, DESEO ACLARAR LO SIGUIENTE:

Con esto, ha quedado definido en términos muy generales el vino, del que se hablará en esta sección, en cuyos renglones habrá siempre un poco de poesía, quizá la mejor forma de describirlos, porque la uva se dejó envolver por su propio mosto, que ahora atraviesa mi garganta y,  poniéndome bohemio, me impulsa a escribirles. Espero que estas notas sean de mucha utilidad para aficionados, estudiantes y expertos en esta noble bebida que ha acompañado al hombre a lo largo de la historia. Recuerden siempre que “cualquier calidad de vino mejora al beberlo compartido”.

  1. El vino se elabora siempre de uva. Si bien existen variedades de ésta (como se verá más adelante), la materia prima con la que siempre se produce el vino es la uva.
  2. Al vino nunca se le agrega alcohol, sino que éste se produce por un proceso químico natural llamado fermentación. De ahí proviene su nobleza.
  3. El proceso de la elaboración del vino siempre ha sido natural, y su grado alcohólico oscila entre los 9° y 18° grados G. L.
  4. El vino es un producto saludable y bueno. Contiene cualidades terapéuticas y su más notable característica es el equilibrio en todas las etapas de su elaboración.
  5. El exceso en las diferentes etapas de su elaboración puede perjudicar o dañar totalmente el producto (o a la persona que lo consume).

 

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.