fbpx

Traumatismos por caidas o golpes, intoxicación por ingesta de productos no aptos para consumo humano, quemaduras por el sol, fuego, agua hirviendo o electricidad son los principales accidentes que llegan a los servicios de urgenicas pediátricas durante el periodo de vacaciones.

El Instituto Mexicano del Seguro Social señala que este tipo de accidentes aumentan hasta un 30 por ciento durante las vacaciones, por lo que hace un llamado a los padres de familia prestar especial atención al cuidado de los pequeños para evitarlos en mayor medida.

“Dado a que los niños tiene más tiempo libre por vacaciones, los accidentes se incrementan, por tal motivo es recomendable mantenerlos ocupados en alguna actividad recreativa y siempre bajo la supervisión de un adulto”, señaló la doctora Claudia Uribe Palacios, jefa del Servicio de Urgencias del Hospital General Regional (HGR) No. 1 del IMSS.

Además, recomendó etiquetar y mantener fuera del alcance de los niños productos de limpieza o que sean nocivos para la salud; usar silla especial en el automóvil para menores de 12 años, las cuales se deben ubicar en el asiento trasero; no permitir que menores de 18 años conduzcan, así como poner protectores en todos los interruptores eléctricos para que no haya riesgo de electrocución.

Si están en casa, es importante “mantener la calma y actuar con rapidez si el pequeño presenta un estado alterado de la conciencia, se desmaye, convulsione o esté desorientado; en estos casos, lo mejor es acudir a Urgencias; de no ser así, pueden dirigirse a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para ser valorados por un médico”, agregó la doctora Uribe.

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.