fbpx

Por: Martha Patricia Aguilar / Fuente: Médicos Sin Fronteras

Dar asistencia a poblaciones en situación de crisis, sin discriminación por raza, religión o ideología política es el objetivo de Médicos Sin Fronteras, organización internacional creada en París en 1971 por un grupo de médicos y periodistas.

Actualmente, laboran en esta misión más de 32 mil profesionales de la salud y existen 5 millones de socios y colaboradores en todo el mundo. Los integrantes de esta organización intervienen en los países cuando existe un deterioro “brusco de las condiciones médico-humanitarias de poblaciones afectadas por crisis que ponen en peligro su supervivencia o su salud, con atención especial a quienes no reciben ningún tipo de asistencia”.

Tal es el caso de las víctimas de conflictos armados por enfermedades endémicas y epidémicas como el cólera, sarampión, fiebres hemorrágicas, VIH/sida, malaria, tuberculosis, Chagas, kala azar, enfermedad del sueño, desnutrición, entre otras.

Asisten a víctimas de violencia social y personas excluidas de la atención sanitarias o por desastres naturales. Parte de la atención de estos especialistas es hacer cirugías, dar atención psicosocial, agua y saneamiento, así como distribuir artículos de primera necesidad.

Reciben donaciones para funcionar

Se sostienen con aportaciones que procedan de diversas fuentes que están comprometidas con los principios humanitarios, predominan las de origen privado, principalmente de socios y colaboradores.

El trabajo en el campo

Cada año, 3 mil trabajadores de las distintas secciones de Médicos Sin Fronteras colaboran con otros 22 mil profesionales contratados de forma local en 65 países del mundo.

En México iniciaron su labor 1985

Los equipos de Médicos Sin Fronteras respondieron a las necesidades médicas y psicológicas de las víctimas de la violencia directa e indirecta en el país.

Algunos de los proyectos que se han desarrollado son el de Ixtepec (estado de Oaxaca), Bojay (Hidalgo), Apaxco y Tultitlán (México) prestaron atención médica básica, salud sexual y reproductiva, y salud mental. También se encargaron de las referencias hospitalarias y del seguimiento de los casos urgentes.

El programa en Arriaga (Chiapas), centrado en los migrantes, concluyó en abril y las actividades se traspasaron al gobierno local, entre otras actividades y apoyos.

Medicos-04

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.